Monday, September 17, 2018

Nós os asasinos

Nós os asasinos | Ollaparo. O universal é o local sen muros



“Ao santo que non está presente, vela non se acende”. Esa poderia ser a expresión, un tanto groseira en sua formulación, de dominación na sociedade actual. As persoas delegan os representantes (chefes, xerentes, políticos e outros profisionais) e lavan as maos sen se envolver. Eles són irresponsábeis, literalmente. Un lanzamento que sempre permite estar a velas vir. Na exixencia do desfrute de dereitos e desconfianza na asunción de obrigas. Relación unilateral, do superior ao inferior, do cliente ao cliente, coa que a construción social da realidade é proxetada. A meio camiño entre a servidume voluntária e a debida obediencia. No civil e militar.
À medida que brincan coa exumación da múmia do Franco ( “un paso histórico”, segundo o presidente Sánchez), o Goberno coroa o pódio da infamia. Iso aconteceu na quinta-feira, 13 de setembro, cando o Executivo Socialista ratificou a venda de 400 míseis de precisión a laser para a Arábia Saudita. A tirania feudal que lidera unha coalición internacional na guerra do Iemen, descrita pola ONU como a maior catástrofe humanitária presente. E tudo iso despois que o ministro da Defensa, Xustiza do Supremo Tribunal em licenza Margarita Robles, amagara de rescindir o contrato asinado pelo PP no início de 2015 (até entón non tiña intensificado o conflito) e os traballadores de Navantia encenado manifestaciónns para impedir que Riad cancelase a construción de 5 corvetas para a Mariña daquele país.
Foi certamente unha data memorábel. Porque nunca antes nosa indústria militar tivera  tal entusiasta apoio dos traballadores do sector. E ainda menos dos líderes políticos da esquerda alternativa. Porque que representan os cartaces “Mais carga de traballo” con que os traballadores que aflixen o goberno para arranxar o arsenal mortal e o argumento do alcalde de Cádiz  de Podemos, Kichi, sobre “o dilema é a fabricaçión de armas ou comer.”  O morto á mortalla e o vivo á fogaza! Són os efeitos da existencia representada que cultivamos. Embora tais actitudes semellan o camiño para o fascismo de baixa intensidade que xurde entre aqueles de abaixo. Ou hai moita diferenza entre esa vida macabra da miséria allea e o discurso xenófobo do “nós primeiro” que triunfa na Europa?
Imoral, indecente, nauseante, se encaixa en todos os cualificadores mais difíceis, mas nengún é mais apropriado que o criminoso para descreber o que aconteceu. Usando a razón mercantil para resolver unha cuestión de Estado que viola os dereitos humanos coa ousadia da sedicente esquerda no poder, elimina calquer indício de credibilidade democrática. Como o diretor da ONG Intermón Oxfam di que “non pode permitir que as armas que poden ser usadas nun pais  millón de casos de cólera e à beira da fame, onde tres de cada catro iemenitas precisan de axuda humanitária para cobrir as necesidades básicas, nunha crise exacerbada polo blocaxe naval e aérea “(a énfase é miña). Iso é precisamente o que permitirá que o goberno socialista en nome de todos os españois que se aproveitan da opinión pública considerou “paso histórico” de enviar os restos do ditador para gargarejar.
Uma espécie de trompe l’oeil em que historicamente o PSOE mostrou lidar com a perícia do asasino contratado. Pacifista de portas do lado de fora e belicista até as cachas, a festa novamente no goberno estendeu as bases norte-americanas em solo espanhol; consumaram a entrada na OTAN con aquele referendo complicado (o único permitido até hoxe) de memória infeliz; deu un secretário xeral a esa alianza militar na figura do ex-ministro da Educación Javier Solana; concedeu a sede de Rota para o Pentágono ficara alá a sede dos Escudos Anti-míseis (sen consultar o pobo, por meio do 135) como unha despedida da etapa Zapatero; e agora Sánchez retificou para aumentar nosa contribuición às despesas da OTAN exixidas por Trump, apesar de a España ser o segundo maior contribuinte para misións militares no exterior. Do felipismo ao pedrismo o complexo militar-industrial-tecnolóxico español tivo nos gobernos socialistas seu principal benfeitor. Embora, como agora está acontecendo coa a venda de arsenais para Riad, limite os mínimos éticos e legais.
Devorados pola razón de Estado, nós non vimos a saber o que a Ministra Robles estaba a referir cando ela alegou “irregularidades” na expedición mortal.. Posibelmente a iso poderia violar a lei 53/2007, de 28 de decembro, que no seu artigo 8 nega este tipo de autorizaçcións “cando houber sinais racionais de que o material de defensa, outros materiais ou produtos e tecnoloxias de dupla utilización pode ser usado para accións que perturban a paz, a estabilidade ou a seguranza nun nível global ou rexional, pode exacerbar as tensións ou conflitos latentes, eles poden ser usados ​​contrariando o debido respeito e dignidade inherente ao ser humano para fins de represión interna ou en situaxións de represión aos dereitos humanos “. Talvez tamén porque houbese un precedente para apreender, cando en febreiro de 2011, as licenzas para a venda de armas e equipamentos militares à Líbia foran negadas. Embora a história tem mostrado que Gaddafi non era “un de nós”, encanto xeques sauditas  son mao na luva coa monarquia borbónica. Todo iso antes do silencio da maior parte do espectro parlamentar envolvido no corta-fogo dos masters e o tocomocho da transferencia da múmia fedendo. Porque o efeito Kichi, com sua “nión alternativa”, foi emulado diferido por seus chefes no Villa e Corte. Non se sabe se foi por non estar indisposta cos traballadores de Navantia ou porque as contradicións son pagas. Ainda que agora se declara “pacifista e anti-militarista” o ex-JEMAD Julio Rodriguez, o favorito en todas as quinielas do secretário-xeral Pablo Iglesias, foi entre 2006 e 2008, o Director Xeral do Armamento e Material do Ministério da Defensa (DGAM). E certamente ese currículo é o que o Departamento de Estado dos EUA ofereceu as garantias máximas de sua persoa, conforme revelado polas mensaxes secredas descriptografadas na altura polo Wikileaks. Nesta cuestión o amarrado e ben amarrado adiciona e segue. Na década de oitenta estábamos contribuintes líquidos para o extermínio do pobo curdo no Iraque fornecendo gas mostarda Bombas Explosivas de Air Combustibel (BEAC) ao daquela amigo do Ocidente Saddam Husein, e hoxe procurando merecimento para  repetir fazaña  bélica cos iemenitas. Temos que viver de algo! Dito isto é fácil baixar nosa raiba nas autoridades que toleran e facilitan eses abusos aos dereitos humanos sen o noso consentimento. Mas é uma cortina de fumaza. A responsabilidade non permanece mais no limiar de nosas consciencias. Iso as infecta. Aplaudimos as equipes de futebol patrocinadas polos matadouros (Fly Emirates / Qatar Airways); Nós mercamos xornais cuxos accionistas son mercadores da morte (o país con fundos Qatari e sua participación no francês Le Monde financiados polo Grupo Lagardère, xigante negócio de armas do mundo); temos nosa folla de pagamento e poupanza en bancos asociados à indústria militar (especialmente Santander); oferecemos impunidade legal, política e meios de comunicación para un rei emérito que rebordela comisións da família real saudita, e para completar o noso especial “Viva a morte!”, dizemos que a única maneira digna de traballo é a fabricación de armas de destruición en masa contra inocentes.Non temos como escapar. Estamos no final do intervalo. Fora de disfarces. Por mais que xoguemos a responsabilidade, acabaremos  esmagando. Ainda que afirmemos que obedecemos ordens (como os nacistas a pé) e que vamos ao choio. Non escudemos en que non sabemos Que facer. Se non dicermos NON. Mesmo se non verbalizarmos “NON no noso nome”. Se non nos plantamos. Se non sairmos para a rua para impedi-lo, como por exemplo coas pensións … nós mesmos, si: tamén nós seremos asasinos.

Monday, September 10, 2018

A Plataforma consigue as 100 primeiras sinaturas, no comezo da campaña de información á veciñanza sobre o Recibo da Auga (taxas - depuración - emafesa - lecturas estimadas - ordenanzas - regulamento) - Ártabra 21

A Plataforma consigue as 100 primeiras sinaturas, no comezo da campaña de información á veciñanza sobre o Recibo da Auga (taxas - depuración - emafesa - lecturas estimadas - ordenanzas - regulamento) - Ártabra 21





Posted: 09 Sep 2018 08:11 AM PDT
Mesa-Info desta mañá do venres 7 de setembro, na Praza da Ilustración, onde ten localizada a sede
a empresa mixta de augas de Ferrol (Emafesa).

Baixo o epígrafe "INFORMACIÓN RECIBO DA AUGA (taxas - depuración-saneamento - emafesa - lecturas estimadas - ordenanzas - regulamento)", a Plataforma comezou unha campaña de información á veciñanza mediante a coilocación de Mesas Informativas polos barrios de Ferrol, ademais de recoller sinaturas para presentar un escrito cunha serie de puntos reivindicativos que se lle solicitan ao Concello.

Esta mañá do venres 7 de setembro, comezou a campaña na Praza da Ilustración, onde ten localizada a sede a empresa mixta de augas de Ferrol (Emafesa). A Plataforma conseguiu hoxe as 100 primeiras sinaturas e informado a un número importante de persoas que se interesaron pola acción.

Calendario da primeira volta de Mesas-Info nos barrios de Ferrol:

✅ Venres día 7 de setembro, ás 10:30hs na Praza da Ilustración, nas inmediacións de Emafesa.

✅ Luns día 10, às 10:30hs na Praza Amada Garcia, diante do Edificio da Xunta de Galicia.

✅  Martes día 11, às 10:30hs no Mercado de Caranza.

✅  Mércores día 12, às 10:30hs en Canido, esquina rúa Alegre con rúa Doutor Sixto Seco (Praza da Antiga Fenya).

✅  Xoves día 13, às 17:30hs no Inferniño, na cabeceira da Praza, nas inmediacións da Travesía do inferniño.

✅  Venres día 14, às 11:00hs na Praza de Armas, diante da Casa do Concello.

O escrito dirixido ao Concello e que está a disposición da veciñanza para asinar é o que segue:

Á atención do Sr. Alcalde Presidente do Concello de Ferrol

Ás persoas abaixo asinantes, todas veciñas de Ferrol, ante a carta remitida pola empresa EMAFESA e as distintas irregularidades que se seguen cometendo en relación ao servizo de auga, depuración e saneamento,

SOLICITAN

1º Que abra un expediente administrativo á empresa mixta de augas pola mala práctica de emitir masivamente facturas por lecturas estimadas (non reais), polo consumo de auga, moi por riba do permitido na normativa en vigor, presuntamente para financiarse dun xeito irregular.

2º Que non aplique o cobro da taxa de depuración con efecto retroactivo, pois non é conforme ao aprobado no Pleno de 15 de novembro de 2017. E menos, unha taxa que se recoñece inxusta e avultada por todos os grupos municipais e os informes de EUDITA e OTIMA, que debe ser re-calculada dun xeito explicado, participado e transparente. Como tamén debe ser revisada e adaptada a taxa de saneamento aos custos reais, moito menos que os 1,8 millóns que pagamos.

3º Que se devolvan os 800.000 euros cobrados indebidamente en 2015, durante o goberno de J. M. Rey Varela, por un servizo de depuración que non se realizaba.

4º Que se realice dunha vez, a tantas veces anunciada auditoría integral sobre a xestión da empresa EMAFESA.

5º Que se devolvan as infraestruturas do sistema de depuración a Augas de Galicia, mentres non podan ser asumidas por un ente supramunicipal, onde entre o concello de Narón.

Agardando unha resposta positiva que ampare á cidadanía de Ferrol ante estes abusos, asinan este escrito en Ferrol, no mes de setembro de 2018.

(Seguen as Sinaturas).

Documentos anexos:

Modelo de impreso para recoller sinaturas. | Acceder/Baixar.

Modelo de cartaz para as convocatorias, | Acceder/Baixar.

Folla Informativa. | Acceder/Baixar.

Comparecencia da Plataforma na Solicitude de apertura de expediente administrativo a Emafesa por presuntas irregularidades na facturación con lecturas estimadas irregulares. | Rexistrado o 27 de xuño de 2018 | Acceder/Baixar.
--
PLATAFORMA NA DEFENSA DOS SERVIZOS PÚBLICOS, POLA REMUNICIPALIZACIÓN
Abonda de saqueo! Hai outras alternativas!
Pódese, débese e precísase!
remunicipalizacion.plataforma@gmail.com |  https://plataformaferrol.blogspot.com.es/

#Emafesa
---

Sunday, September 09, 2018

En la sociedad mercantil solo tenemos los derechos que podemos pagar | Periodistas en Español

En la sociedad mercantil solo tenemos los derechos que podemos pagar | Periodistas en Español








En la sociedad mercantil solo tenemos los derechos que podemos pagar

El sistema económico globalizado junto con su cultura mercantil consumista, supone una amenaza para el desarrollo de la humanidad.



Carmen Calvo, vicepresidenta del Gobierno de España, y derechos humanos
Carmen Calvo, vicepresidenta del Gobierno de España, y derechos humanos


Por ejemplo, el artículo 23 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos que hace referencia al trabajo, la globalización tirana lo transforma en una condena a la precarización.
Así, otro artículo como el 25 que alude al derecho a un nivel de vida adecuado que asegure la salud, el bienestar, alimentación, vestido, vivienda, asistencia médica… el derecho a seguros en caso de desempleo, enfermedad, invalidez, viudez, vejez y otros casos de pérdidas… es en muchos casos una misión imposible…
Entonces ¿cómo vamos a hablar de disfrutar del tiempo libre según el artículo 24, si lo que se tiene en la cabeza es cómo se va a vivir en caso de cualquier pérdida? ¿Cómo se va a disfrutar de un bienestar si en el trabajo tienes que avisar con quince días de antelación en caso de que te pongas enfermo?
Artículos como el primero que se refiere a la Igualdad y fraternidad, el segundo a la igualdad de derechos sin distinción de raza, sexo, religión… clase social… no se pueden cumplir si lo que más importa es el dinero y el consumismo infinito de lo que no se necesita.
El artículo 26 sobre el derecho a la educación que dice que tendrá por objeto el pleno desarrollo de la personalidad… si fuese así no se mangonearía la psicología de las personas enseñándolas a obedecer y a consumir, en vez de a desarrollar su personalidad (autoconocimiento, inteligencia emocional, aptitudes, reflexión, autorrealización, reconocimiento…) dejándolas sin consciencia y a la deriva de los vientos del poder económico (el auténtico poder) que previamente no garantizó un nivel de vida adecuado para una existencia autónoma, responsable y digna.
Mientas el capitalismo protege y satisface a los acaudalados, las necesidades humanas fisiológicas, psicoafectivas y psicosociales de quienes tienen menos, poco, muy poco o casi nada más que el aire contaminado,  son utilizadas por esta cultura para manipular los afectos, el pensamiento y la voluntad, intimidando, culpabilizando… y dando gran valor a la agresividad normalizándola …
Así no se puede disfrutar de libertad, justicia y paz porque con esta mercantilización globalizada se tienen tantos derechos como te puedas comprar…  Y si encima no se santifica al poder haciendo humor gráfico, entonces el riesgo está  en que éste pueda censurar y limitar la libertad de expresión.
Estas son alguna reflexiones que me han motivado a participar en el taller sobre Derechos Humanos que organiza el Espacio de Igualdad Elena Arnedo, del Área de Gobierno de Políticas de Género y Diversidad del Ayuntamiento de Madrid.
Mi contribución será mediante una exposición sobre Los derechos humanos en viñetas, que responden a preguntas surgidas después de los ataques terroristas del 11S, que significaron un antes y un después enel marco jurídico de una lista de derechos fundamentales para la ciudadanía.

Ficha

  • Inauguración de la exposición martes 11 de septiembre, de 19 a 20:30 horas.
  • Puedes visitar libremente la exposición desde el 11 hasta el 30 de septiembre, o apuntarte a las visitas guiadas:
    . viernes 21 de septiembre, de 11 a 12:30 horas
    . viernes 28 de septiembre, de 18 a 19:30 horas
  • Nombre: Espacio de Igualdad Elena Arnedo Soriano
  • Dirección:
    CALLE  ARREGUI Y ARUEJ,  31   28007  MADRID
    Barrio / Distrito
    ADELFAS / RETIRO
    Teléfono 914 802 508
  • Organización
    Espacio de Igualdad Elena Arnedo (Área de Gobierno de Políticas de Género y Diversidad)

Wednesday, September 05, 2018

La farsa de los superalimentos

La farsa de los superalimentos | Ciencia | EL PAÍS



Quinoa, bayas de goji o de açaí, semillas de chía, té de maca, aceite de coco, espirulina, kale o espelta: cada vez más productos de nombre extraño y procedencia casi siempre exótica se amontonan en los estantes de tiendas de alimentación y supermercados. Son algunos de los llamados superalimentos, según los expertos una categoría creada más bien por el márketing y las redes sociales que por la comunidad científica. Ver atribuidas en Internet a estos productos supuestas propiedades beneficiosas con efectos hasta milagrosos para la salud es frecuente. Pero en la gran mayoría de los casos no hay evidencias científicas que confirmen estas virtudes. Los nutricionistas aseguran que ningún producto en sí puede ser un superalimento y que una dieta saludable debe ser equilibrada y variada. Los alimentos sanos son abundantes en nuestro entorno habitual y no es necesario buscarlos al otro lado del mundo, coinciden.
Es una nuva moda? ¿Por qué les llamamos superalimentos? Tienen prácticamente las mismas características que otros, pero unos lo son y otros no", reflexiona la experta en industria alimentaria Gemma del Caño. Las características principales de los productos que se suelen incluir en la categoría son el hecho de ser "nuevos y desconocidos", "exóticos" y "con algún componente nutricional que les diferencie o al que podamos atribuir una función específica", según Del Caño.
La atracción por lo exótico descrita por esta experta parece verse reflejada en los datos. Según el último informe anual sobre alimentación en España del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, entre 2012 y 2017 las ocasiones de consumo de comida diferente de la "occidental tradicional", como quinoa, sushi, ceviche, guacamole o tacos, han subido un 132% como entrante, un 105% como plato principal y un 223% como plato para compartir.
Los superalimentos "de repente irrumpen y parece que van a ser los salvadores de nuestra salud", afirma Miguel Ángel Lurueña, doctor en tecnología de los alimentos y divulgador científico. "Son percibidos como una forma de compensar una mala dieta y unos malos hábitos", agrega Lurueña. Para Estefanía Toledo, de la Universidad de Navarra, la necesidad de encontrar "soluciones fáciles" a una cuestión compleja como lo es adoptar una dieta equilibrada genera falsas expectativas en muchos consumidores. "El mensaje que se transmite es que da igual con qué se acompañen [los superalimentos] y el resto de la dieta", asegura esta investigadora, que también forma parte del Centro de Investigación Biomédica en Red de la Fisiopatología de la Obesidad y Nutrición. "Pero es lo contrario a lo que hay que buscar", zanja.
En su opinión, hay que alimentarse de forma saludable y equilibrada "en su conjunto" para tener un aporte de nutrientes adecuado. Entre las claves para lograrlo, la experta indica como ejemplo favorecer el consumo de cereales integrales, verduras, legumbres, frutos secos, pescado y alimentos con grasas poliinsaturadas o monoinsaturadas como el aceite de oliva con respecto a los procesados, las carnes rojas, las bebidas azucaradas y los productos abundantes en grasas saturadas.

El peso del márketing

Toledo asegura que algunos productos incluidos en la categoría de superalimentos "tienen un valor nutritivo muy interesante" y pueden ser incluidos en una dieta variada, siempre y cuando se tenga en cuenta que "ningún alimento es una píldora mágica que nos vaya a curar de todo", agrega. Ante el auge de estos productos, también la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha advertido de que "no existe ningún alimento milagroso ni curativo" y que "esta idea suele ser fruto de estrategias de márketing o leyendas sin fundamento".
"Gran parte de la responsabilidad de esto es de la industria, que fomenta en el consumidor una necesidad que en realidad no tiene", asegura Gemma del Caño, que trabaja en el sector. "Durante mucho tiempo se han sacado productos seguros, pero no todos saludables. Ahora intentamos resarcirnos y hemos cambiado un montón de azúcar por un montón de propiedades, para que no se piense que somos tan malos", afirma esta experta. "Estamos teniendo la misma falta de ética por un lado que por el otro", considera. Del Caño cree que a veces las empresas utilizan datos científicos sacados de estudios patrocinados por ellas mismas con fines comerciales.
Seguir una alimentación saludable "requiere constancia", afirma Estefanía Toledo. "Hay cosas que pueden no ser saludables pero tienen un fuerte márketing, y el márketing nos lleva a consumir, está diseñado para eso", agrega esta investigadora. La científica hace autocrítica. "Quizás en salud pública no hemos sabido hacer un buen contramárketing", reflexiona. Aunque subraya que también influye la escasez de recursos que se pueden destinar a las campañas de información por parte del sector público con respecto a los presupuestos para la publicidad de las empresas privadas.
Quinoa a la venta en un establecimiento madrileño de alimentación vegana.
Quinoa a la venta en un establecimiento madrileño de alimentación vegana. VÍCTOR SAINZ
"La innovación forma parte de la identidad de la industria de alimentación y bebidas, que pone a disposición del público productos e ingredientes hasta hace poco desconocidos", afirma la Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas (FIAB). "Se está trabajando intensamente en todo lo relacionado con alimentación, composición, salud y calidad alimentaria, así como en productos por sectores de población y en nuevos aromas e ingredientes. La oferta alimentaria nunca ha sido tan amplia", agrega la patronal del sector.
Por el otro lado, la FIAB asegura que "el término superalimento no es un concepto científico y en ningún caso hay productos milagrosos". La patronal recomienda "llevar una dieta variada y equilibrada en su conjunto y practicar actividad física de manera regular". También asegura que lo importante es que los estudios "estén basados en evidencias científicas" y que los que se publican en revistas especializadas "tienen que cumplir unos criterios rigurosos y son evaluados por revisores independientes". En la UE "tenemos un marco legislativo estricto sobre información al consumidor y declaraciones nutricionales y de propiedades saludables", recuerda. Pero no contesta directamente a las acusaciones de los expertos de fomentar falsos mitos como estrategia de márketing.

Contrarrestar la desinformación

Los expertos alertan de los peligros de la desinformación. Para Del Caño la desconfianza en la producción alimentaria tradicional y la inquietud que provocan los problemas de salud hacen vulnerable a la población frente a la desinformación proporcionada por quienes se aprovechan de "medios estudios o medias verdades". Toledo propone que la publicidad directa esté más regulada para que no se puedan hacer "afirmaciones que no están fundamentadas". También cree que hay que impulsar más campañas de información y gravar con impuestos diferenciados "los alimentos saludables y los alimentos menos saludables".
"Si algo parece demasiado bonito como para ser verdad es muy probable que no lo sea", afirma Lurueña, que en su blog Gominolas de petróleo divulga información científica y desmiente mitos sobre alimentación y nutrición. Este experto invita a ser conscientes de que la intención de anuncios de productos milagrosos suele ser un intento de vender algo a través del engaño. “La realidad no es sencilla como tomarse un brócoli y pensar que así los problemas van a desaparecer”, recuerda.

LA NORMA PROHÍBE LAS FALSEDADES

En la UE hay una normativa común sobre la atribución de propiedades saludables o nutricionales a un alimento y sobre la información en el etiquetado y en la publicidad de los productos. Estas normas prohíben que las atribuciones sean "falsas, ambiguas o engañosas", den lugar a dudas "sobre la seguridad y/o adecuación nutricional de otros alimentos" o se refieran "a cambios en las funciones corporales que pudieran crear alarma en el consumidor o explotar su miedo".
La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA, por sus siglas en inglés), con sede en Parma (Italia), es la entidad encargada de evaluar de forma consultiva las declaraciones de propiedades saludables o nutricionales. La EFSA recibe las peticiones de autorización a través de los Estados miembros y expresa una opinión favorable o negativa tras la valoración de un comité de expertos. El proceso de evaluación dura como mínimo cinco meses. Luego la Comisión Europea autoriza o rechaza estas peticiones de atribución. La EFSA afirma que suele rechazar un 80% de las solicitudes sobre propiedades saludables. Son la Comisión Europea y las autoridades nacionales quienes autorizan o vetan la comercialización de los productos alimentarios.
Fuentes de la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN), dependiente del Ministerio de Sanidad y competente en la elaboración de la normativa en materia en España, aseguran que la ley española sobre etiquetado de alimentos es ajustada a la normativa europea. En la web de AECOSAN hay material informativo sobre ella. La aplicación de la ley es competencia de las Comunidades Autónomas y de la Subdirección General de Sanidad Exterior para los productos que proceden desde el extranjero. En 2017 se registró solo un 0,1% de casos de incumplimientos de esas normas en los casi 150.000 controles realizados en España, según AECOSAN.

Monday, July 16, 2018

O tren A Coruña-Ferrol perdeu un 43% de viaxeiros dende o recorte de servizos de 2013 - Praza Pública

O tren A Coruña-Ferrol perdeu un 43% de viaxeiros dende o recorte de servizos de 2013 - Praza Pública





O tren A Coruña-Ferrol perdeu un 43% de viaxeiros dende o recorte de servizos de 2013

Marcos Pérez Pena | @marcosperezpena
A finais de 2012 o Goberno central decidiu a supresión de numerosos servizos de tren convencionais. En Galicia iso supuxo o peche de 30 estacións e apeadeirose tamén a eliminación de frecuencias en moitas liñas, de xeito que un gran número de paradas (21) ficaron cun só tren por día en cada sentido. A medida viña engadirse a unha sucesión de peches na década anterior, que afectara ao 77% das estacións galegas. Hai uns meses o Executivo de Mariano Rajoy decidiu manter o recorte de servizos ferroviarios que aplicou en Galicia en 2013, mentres que noutras comunidades apostou por reverter algún dos recortes.
Naquel ano 2013 suprimíronse un total de 20 trens semanais entre Ferrol e A Coruña, pechándose os apeadeiros de Franza (Fene) e Paderne, mentres que Neda, Barallobre, Cecebre e Cambre ficaban limitados a un só servizo diario. A Plataforma pola Defensa do Tren a Coruña e As Mariñas leva anos reclamando o reforzo dos servizos ferroviarios nas comarcas da Coruña e Ferrolterra, chamando a atención de que Galicia é a única comunidade litoral que carece de tren de proximidade e que esta zona -que suma 420.000 habitantes contando unicamente os dos concellos que atravesa a liña- sería un espazo ideal para desenvolver este tipo de servizos. Porén, a realidade é que a liña non só non se reforza, senón que mesmo perde servizos, o que fai máis difícil que se converta nunha alternativa atractiva para os usuarios e usuarias.
A evolución do número de viaxeiros e viaxeiras que subiron ou baixaron aos trens de media distancia nas estacións situadas entre Ferrol e A Coruña (agás os propios datos da estación herculina) amosan unha tendencia decrecente nos últimos anos, motivada sobre todo polos recortes efectuados no ano 2013. De feito, os datos totais de usuarios e usuarias en 2005 e 2012 (99.970 e 99.810) son case idénticos. Posteriormente, entre 2012 e 2016 a cifra case se reduciu á metade (50.418), experimentando unha lixeira recuperación entre 2016 e 2017, chegando aos 56.935, no último dato que posúe ADIF, ao que tivo acceso Praza.gal. 
Analizando os datos por estacións, obsérvase unha tendencia semellante en case todas elas, cunha certa estabilidade entre 2005 e 2012 e importantes descensos dende entón. No gráfico obsérvase a desaparición das paradas de Franza e Paderne e tamén como a limitación de Neda, Barallobre, Cecebre e Cambre a un só servizo diario fixo descender a súa cifra de usuarios e usuarias nun 85% nos casos, por exemplo, de Cambre e Neda. Dúas estacións que antes do recorte superaban os 1.500 e os 1.000 viaxeiros ao ano hoxe móvense en cifras testemuñais, por debaixo dos 200 usuarios. “As estacións que se manteñen cunha soa parada ao dia están condenadas de antemán á desaparición a curto prazo, xa que os horarios ofertados non teñen sentido ningún”, alertaba neste senso CC.OO en 2013, no momento en que se fixo efectiva a supresión de frecuencias.
Ver na paxina orixinal de PRAZA PÚBLICA
O devalo no número de usuarios e usuarias afecta a todas as estacións, dende as máis próximas á cidade da Coruña como O Burgo e Elviña/Universidade, ata as situadas na comarca de Ferrolterra. Nos últimos anos a Plataforma pola Defensa do Tren A Coruña As Mariñas vén realizando propostas para aproveitar a infraestrutura existente e dotar sun servizo útil ás persoas que se moven entre A Coruña e os concellos próximos -Oleiros, Culleredo, Cambre, Betanzos...- por razóns laborais e de ocio. A entidade mesmo chegou a cifrar en 1.2 millóns de euros anuais o investimento aproximado que sería necesario para incrementar os servizos entre A Coruña e Betanzos de 5 a 15, incorporando ademais seis novos apeadeiros. Nas estatísticas que manexa Adif chama atención a forte caída de usuarios e usuarias da estación do Burgo (un núcleo moi poboado), que pasou de 5.245 viaxeiros e viaxeiras anuais en 2012 a 3.158 o pasado ano. Ou a parada de Elviña, a carón do Campus universitario, que viu neste tempo dividido por catro o seu uso (de 4.075 a 1.013).
A liña A Coruña-Ferrol vén sendo "esquecida e degradada e que pouco a pouco foi perdendo ocupación e capacidade de servizo", destaca Alberto Díaz, voceiro da Plataforma. "En aras dunha mobilidade sostible e da defensa do medio ambiente, alguén ten que asumir o investimento oportuno para que esta rede ferroviaria sexa realmente vertebradora para todos os concellos polos que pasa e permita comunicacións rápidas e baratas entre eles", sinala. Cada día entran na Coruña uns 200.000 coches, un número que se podería reducir en 50 mil vehículos cun servizo de tren de proximidade axeitado, destacan dende a Plataforma, que reivindica maiores investimentos no ferrocarril convencional, que na actualidade só recibe o 30% das achegas públicas en infraestruturas, fronte ao 70% que vai destinado á construción de novas liñas de alta velocidade. E iso a pesar de que o AVE só é utilizado polo 4% dos viaxeiros e viaxeiras, mentres que o tren convencional reúne o 96% dos usuarios e usuarias. A Plataforma destaca que o tren de proximidade é "ecolóxico, sostible, eficiente e cómodo".
Ollando o lado positivo, pódese observar unha certa recuperación das cifras no último ano, entre 2016 e 2017. O número total de viaxeiros e viaxeiras creceu un 13%, un ascenso que foi especialmente importante en Ferrol, cun 14% (cifras unicamente de media distancia, sen contar usuarios e FEVE ou longa distancia). Tamén Cabanas (+35%), Miño (+27%), Betanzos (+23%) e O Burgo (+17%) experimentaron crecementos notables. Tan só Neda, Cambre e Universidade perderon viaxeiros o pasado ano.

Friday, June 29, 2018

Máis perto de Marte, máis lonxe da Lúa

Máis perto de Marte, máis lonxe da Lúa | Ollaparo. O universal é o local sen muros



O 31 de xullo, Marte, o planeta vermello, ficará a só 57,6 millóns de kms da Terra,  sendo visibel sen axuda de telescopios nen prismáticos.O 27 de xullo haberá unha eclipse total de lúa.
Eclipse total da lúa chea de xullo
A pasada noite do 27 e 28 de xullo , tivo lugar a eclipse lunar máis longa rexistrada no século XXI. A  eclipse totaldurou 1 hora e 43 minutos completos, sumados á eclipse parcial, que acontece antes e despois da fase da eclipse total, cunha duración de 3 horas e 55 minutos.
A segunda lua cheia do verán  exixirá moita mais atención. Riscade o 27 de xullo na axenda, porque à noite haberá unha eclipse total do  satélite que será estendido das 21:30 até a meia-noite. lúa chea de xullo (co 99% de superficie iluminada) acontecerá ao mesmo tempo que o apoxeo da Lúa -cando  chega ao seu punto máis afastado da Terra na súa órbita mensal. Será a lúa chea máis pequena e  afastada do ano, o que significa que o satélite demorará  máis tempo en atravesar a sombra escura da Terra.

Tuesday, June 26, 2018

Despois da moción de censura, xustiza poética | Ollaparo. O universal é o local sen muros

Despois da moción de censura, xustiza poética | Ollaparo. O universal é o local sen muros



Despois da moción de censura, xustiza poética

por 

Pedro Sánchez é presidente grazas a un oportuno e ben orquestrado Fuenteovejuna. Unha alianza matrix, co aliciente de botar ao PP das institucións, empolicoulle ao poder deixando ao partido máis votado só, dividido e convalecente das súas innumerables corrupcións. Con ese factor emocional como vento de popa, e se necesidade de presentar un programa de goberno alternativo, o PSOE entrou na Moncloa para devolver a voz á cidadanía “canto antes”. Entendíase que o nominal dos apoios parlamentarios xa non respondía á realidade que a xente expresaba na rúa.
O discurso con que o líder socialista armou a súa iniciativa para “rexenerar a democracia” tiña como alicerce fundamental reverter as políticas regresivas do Partido Popular. Un elenco de posibilidades que o propio pretendente non deixou en saco roto durante a súa comparecencia parlamentaria. Acabar coa reforma laboral, mellorar as pensións, potenciar o financiamento autonómico, desbloquear o conflito catalán e derrogar a “lei mordaza” foron algunhas das bazas ofrecidas por Sánchez para lograr ser investido como alternativa a Raxoi.

É verdade que nada se dixo sobre as igualmente nocivas purgas efectuadas polo seu partido en materia laboral, de pensións ou no referente ao artigo 135 da Constitución. Ninguén entre seus compañeiros de viaxe exixiu iso. Tan expeditivo foi o vaivén que todos conviñeron como lóxico, normal e ata necesario que o novo executivo funcionase sobre o pautado do orzamento aprobado polo adversario derrocado. O fervor do “non é non” impedía maiores matices nen esixencias.

E para non defraudar as expectativas, nada máis arrincar o seu periplo Sánchez lanzou dous globos de sondaxe. O primeiro, benvido e digno de encomio, foi a calorosa acollida aos migrantes do Aquarius ante a resposta xenófoba de Italia e Malta. O outro ten algo de arqueoloxía funeraria: tirar os restos do Caudillo do Valle de los Caídos. Porque desubicar á momia máis soada da ditadura, ten máis de “brindar ao sol” que de reparación histórica. Nese eido, todo pasa por anular as atroces sentenzas do franquismo e reparar a flagrante desigualdade nas indemnizacións que a lei contempla para as súas deudos. O demais é xustiza poética.

Por aí parecen ir os tiros tras os primeiros espasmos de ilusión e esperanza espertados tras a saída por pés dos populares. Agora, os termos máis comúns utilizados polos membros do novo goberno son “non hai tempo”, “non temos maioría parlamentaria”, iso que o vulgo interpreta como “botar balóns fóra”. Porque, adúceno como escusa de autoridade, as circunstancias cambiaron. Non é o mesmo estar no goberno que na oposición. O que adoitan dicir todos os partidos cando acadar poder e pasan do “non é non” ao “xa veremos”. Retórica.

E como mostra de que non é unha opinión irrelevante de ministros recentemente chegados, mas unha consigna representativa, velaí están as declaracións do presidente do goberno Pedro Sánchez ao diario El País, o mesmo que en pleno fragor da crise coa xestora do PSOE o alcumaran nun editorial de “insensato sen escrúpulos” e noutro recente o cualificase  de “goberno inviabel”. O dito alí ten relevo, dado o carácter militante dese xornal como intelectual orgánico de Ferraz (ten a Pérez Rubalcaba no consello editorial; o seu adxunto á dirección e ex director, Estefanía, é patrón da Fundación Felipe González, e un dos seus asesores económicos, Juan Carlos Díez, foi quen elaborou o programa económico de Zapatero, entre outros acenos de afinidade).

Comecemos afirmando que esa empresa xornalística e Moncloa semellan facer un exercicio de amnesia a título lucrativo. Sánchez esquece as descualificacións lanzadas por El País e este na súa vez ignora todo o que ten a ver con “a herdanza socialista” que provocou unha greve xeral na época en que Sánchez ocupaba escano na bancada socialista. Con esas credenciais, e a risco de que lectores e cidadáns olfateen o desaire, non cabe estrañar que a exclusiva de fóra engalanada cun titular impactante: Pedro Sánchez: “Aprobaremos un plan contra a explotación laboral”. Que é tanto como prometer prosperidade xeral, dado que supón recoñecer que 22 de goberno socialista e 15 de goberno conservador non serviron para acabar con esa secuela. E se recorremos á macroeconomía comparada teriamos que lembrar que ao chegar Raxoi ao poder a taxa de paro roldaba o 24 % e ao saír estaba en algo máis do 16%. O que fai lembrar a Viviane Forestier no horror económico cando opinaba que “hai algo pior que a explotación do home polo home: a ausencia de explotación”

Tentando recompor pontes, El País incorre no vicio de preguntar e o dirixente socialista escenifica a virtude de non responder. Cada un no seu papel. O único que Sánchez non relativiza é o concernente ao desembarco en RTVE. Aquí é rotundo: ten listo un decreto lei para nomear presidente da corporación. Algo tan resolutivo como sospeitoso posto que o consenso para sacar a concurso público a composición da dirección do ente xa estaba en marcha. Inquieta, pois, esa dilixencia sobrevinda cando en asuntos de maior calado o que se emite é un rosario de demoras e caneos. Salvo que, co aval de pór fin á nefasta e infumabel etapa do PP á fronte do organismo, téntese imitar o modelo comunicacional existente en Andalucía e Castela AMancha. Senllos monumentos ao clientelismo mediático de ruin condición.

Vamos ao verbalizado polo presidente. Esas xerais da lei que armaron o famoso “non é non” que tan proveitoso resultou para o “pedrismo”. Preguntado sobre a crise coa Generalitat e o Procés, Sánchez resposta: “A miña vontade é normalizar as relacións institucionais”. Á cuestión de se pensa achegar aos políticos presos a cárceres cataláns, di: “Respectamos a instrución do xuíz Llanera, e cando Institucións Penais considere que non existe risco de entorpecer esa fase de instrución, tomarase a decisión”. Interrogado sobre se España sumarase ao endurecemento das políticas migratorias da Unión Europea, asegura: “Nós co Aquarius fixemos unha chamada á solidariedade. Mas unha cousa é unha crise humanitaria e outra cousa a política migratoria. E esa política migratoria ten que ter unha resposta común, europea”. Exposto se vai retirar as concertinas, acabar coas devolucións en quente e eliminar os CIE, precisa: “Respecto dos CIE, estamos abertos á súa mellora. Mas non á súa eliminación. Porque é evidente que os necesitamos. En canto ás concertinas, España ten unha rigorosa política de control de fluxos migratorios, pero pódense respectar os dereitos humanos. Estamos en proceso de estudo de como substituír as concertinas” (respecto ao tema da devolución en quente nen Sánchez respondeu nen o xornal repreguntou, e ademais entrevistador e entrevistado parecen ignorar o clamor existente entre organizacións políticas, xudiciais e asistenciais para pechar os Centros de Internamento de Estranxeiros, eses guantánamos para pobres, por vulnerar os dereitos humanos).

Sigamos. Preguntado sobre se para financiar a sustentabilidade do sistema de pensións vai aprobar o imposto á banca proposto cando estaba na oposición, sinala: “Vamos ver. O ministerio de Economía e o ministerio de Facenda están a facer os números. Nós temos a intención política. Imos abrir o debate”. Preguntado sen acritude, na reforma laboral ata onde se pode chegar? (e é que El País xa anunciou nun editorial,”Os límites do cambio”, que de derrogar nada), aponta: “Nós sostemos que é necesaria a derrogación da reforma laboral, pero non hai unha maioría parlamentar”. E así suma e segue noutros terreos como a lei mordaza (“Esperamos que se modifiquen os elementos máis perversos desa lei”) ou a reforma do financiamento autonómico (“Hai que ser realistas. Non estou para caralladas como facía o goberno do PP. A culminación de todos eses traballos será na próxima lexislatura, mas agora podemos oferecer melloras parciais”).

Un compendio de voluntarismo de quen un mes antes e desde a oposición ofrecíase como o líder político que o país necesitaba para iniciar a senda da rexeneración social e democrática. Por certo, chama a atención que no primeiro encontro entre a directora do único xornal que en España ten ao seu fronte a unha muller e o presidente do goberno con máis mulleres do mundo no seu gabinete, a cuestión feminina e feminista brillase pola súa ausencia. E a saída de pata de banco da portavoz gobernamental, a indocumentada ministra de Educación Isabel Celaá, sobre a intervención dos servizos xurídicos do Estado no xuízo de La Manada, só pode tomarse como unha maledicencia de novatos. O mesmo que pasar da política humanitaria do Aquarius á política penal dos centros pechados de desembarco, uns CIE bravú, coma se fose un avance *civilizatorio.

Xustiza
poética, aínda que está por demostrar se por méritos propios ou por carencias do contrario.

Wednesday, June 20, 2018

La lucha de la activista afrocolombiana Francia Márquez para detener la extracción ilegal de oro | Democracy Now!

La lucha de la activista afrocolombiana Francia Márquez para detener la extracción ilegal de oro | Democracy Now!

La lucha de la activista afrocolombiana Francia Márquez para detener la extracción ilegal de oro

Original en Español23 DE MAYO DE 2018
 
Escuche
Francia Márquez, una destacada activista afrocolombiana que recibió este año el Premio Ambiental Goldman para Centroamérica y Sudamérica, visitó Democracy Now! en mayo de 2018. En esta amplia entrevista con Amy Goodman, Márquez describe cómo organizó a su comunidad de La Toma, en la región del Pacífico sudoccidental de Colombia, para detener la extracción ilegal de oro por parte de corporaciones multinacionales en sus tierras ancestrales. En 2014, Márquez lideró una marcha de 80 mujeres, que durante 10 días recorrió 350 kilómetros desde el Cauca hasta la capital de Colombia, Bogotá, y que llevó al cese de las operaciones mineras ilegales en La Toma y a la remoción de toda la maquinaria. A pesar de las amenazas de corporaciones multinacionales y paramilitares, ella sigue luchando, aunque se ha visto obligada a abandonar su hogar.
Transcripción
Esta transcripción es un borrador que puede estar sujeto a cambios.
AMY GOODMAN: Esto es Democracy Now! el informativo de Guerra y Paz. Soy Amy Goodman. Hablaremos ahora con una destacada activista comunitaria afrocolombiana que ha recibido el Premio Ambiental Goldman 2018 para Centroamérica y Sudamérica. Francia Márquez ayudó a organizar a las mujeres de la comunidad de La Toma para detener la extracción ilegal de oro por parte de corporaciones multinacionales en sus tierras ancestrales. La Toma está ubicada en el Departamento del Cauca, al suroeste de Colombia. A continuación veremos parte del documental “La Toma”, dirigido por Paola Mendoza, en el que aparece Márquez hablando sobre su comunidad.
FRANCIA MÁRQUEZ: La Toma tiene ese nombre porque, según lo que nos han dicho nuestros mayores, desde allí se tomaba el agua para las minas. Nuestros mayores fueron traídos como esclavos a este continente, a La Toma, que era el sitio donde hacían las pilas para recoger el agua lluvia y luego por los zanjones hacer la minería. Una vez que se abolió la esclavitud, ellos continuaron esa actividad. Luego los liberaron, los soltaron como a un niño cuando nace, sin oportunidades, sin nada. Y les tocó utilizar esas mismas herramientas que venían desarrollando para poder sacar a sus familias adelante. Por eso, este es uno de los primeros palenques libertarios al norte del Cauca.
AMY GOODMAN: En 2014, Francia Márquez lideró una marcha de 80 mujeres, que durante 10 días recorrió 350 kilómetros desde el Cauca hasta la capital de Colombia, Bogotá, y que llevó al cese de las operaciones mineras ilegales en La Toma y a la remoción de toda la maquinaria. A pesar de las amenazas de corporaciones multinacionales y paramilitares, ella sigue luchando, aunque se ha visto obligada a abandonar su hogar. Francia Márquez, bienvenida a Democracy Now! Es un honor que esté con nosotros. Cinco de los seis ganadores del Premio Goldman son mujeres, y usted es una de ellas, la única de Colombia. Háblenos de su lucha y de lo que desea que la gente en Estados Unidos y otros lugares del mundo entienda sobre lo que ocurre en La Toma.
FRANCIA MÁRQUEZ: Muchas gracias a ustedes. Como saben, durante los últimos años he estado acompañando a mi comunidad afrodescendiente en una lucha colectiva para garantizar la permanencia de la comunidad en sus territorios. En los últimos años, el gobierno ha estado entregando nuestro territorio a grandes empresas transnacionales como Anglo Gold Ashanti, Cosigo Resources y Panamerican Limitada, pero también a personas foráneas que en 2009 solicitaron títulos de explotación minera y órdenes de desalojo de la comunidad que había estado en ese territorio desde 1636. Desde 2009, hemos emprendido una lucha colectiva como pueblo afrodescendiente para que se reconozca ese territorio como un territorio ancestral de comunidades afrodescendientes. Queremos que se apliquen normas como el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo, que establece el derecho a la consulta previa. Esta lucha ha sido una lucha jurídica pero también una lucha organizativa con la articulación de movimientos negros o de comunidades afrodescendientes, como el Proceso de Comunidades Negras de Colombia, y de acciones organizativas y comunitarias. Ha sido una lucha fuerte, colectiva, que no solo está sobre los hombros de Francia Márquez, sino de muchas personas, de muchas comunidades, de muchas mujeres activistas para garantizar la permanencia en el territorio, para proteger los ríos, proteger el agua, proteger nuestro territorio como un espacio de vida. Esa ha sido parte de la lucha que hemos hecho, y por esa lucha nos hemos convertido en objetivo militar de actores armados, que defienden los intereses de las grandes empresas transnacionales y también de la minería ilegal, que ha entrado al territorio, posterior al otorgamiento de títulos mineros, para destruir los ríos y para llenar nuestro territorio de mercurio y cianuro. Lamentablemente, mucha gente que va a esas minas ilegales también ha terminado muerta. Gente de nuestras comunidades, que va a rebuscarse a esas minas, que esté buscando oportunidades para poder sostener a su familia.
AMY GOODMAN: ¿Estamos hablando de extracción de oro? ¿Qué impacto tiene esto en la región?
FRANCIA MÁRQUEZ: Mayoritariamente es minería de oro. Esta es una larga historia. Yo crecí haciendo minería ancestral. Mis ancestros fueron traídos como esclavos desde África a América en 1636, y llegaron para hacer minería en las minas esclavistas, pero también para hacer agricultura en las haciendas esclavistas en la región del norte del Cauca. Durante años nosotros hemos hecho minería artesanal, pero el tipo de minería que hoy se está planteando, es una minería que está envenenando el agua y que está destruyendo el territorio a gran escala. Y eso implica grandes amenazas y consecuencias ambientales para la comunidad afrodescendiente que está ahí y para la humanidad como tal, también.
AMY GOODMAN: ¿Puede hablarnos sobre La Toma, en Cauca, esa tierra ancestral de afrocolombianos? Usted mencionó que sus antepasados fueron llevados allí a la fuerza desde África y esclavizados.
FRANCIA MÁRQUEZ: Sí, efectivamente. En Colombia, hay alrededor de 10 millones de personas afrodescendientes y todas somos descendientes de seres humanos que fueron traídos en condición de esclavitud desde África y, básicamente, llegaron para hacer dos actividades: agricultura en las haciendas esclavistas y minería en esas montañas. Y esa es la historia que nos ha tocado vivir a gran parte a la comunidad afrodescendiente en ese país, y es la historia de mi comunidad. Una vez que se abolió la esclavitud, nunca indemnizaron a nuestros ancestros y ancestras, indemnizaron a los esclavistas. En las tierras que nosotros tenemos hoy hemos hecho comunidad y hemos recreado la cultura. Y ante un abandono estatal, a nosotros nos tocó hacer minería artesanal, con batea, y nos tocó practicar la agricultura para sustentar a nuestras familias porque el Estado no asumió y ni ha asumido hasta ahora su responsabilidad. Hasta hoy la gente afrodescendiente tiene las condiciones básicas más insatisfechas del país. No hay agua potable, no tenemos acceso a educación de calidad y no tenemos acceso a servicios de salud. Esos territorios en el pasado fueron olvidados, pero luego esos territorios se convirtieron en un interés para la economía. Nosotros vemos nuestros territorios como espacios de vida, pero hay otros que los ven como un espacio para obtener más riqueza acumulativa, y eso ha puesto en riesgo la permanencia de muchas comunidades en esas tierras. Además, todo esto ha ocurrido en el contexto del conflicto armado. Esa situación también ha afectado desproporcionadamente nuestra permanencia. Y el conflicto armado no se da gratis, obedece a un modelo económico que excluye, que explota y que racializa a la gente.
AMY GOODMAN: Háblenos de la lucha antes y después del proceso de paz en Colombia. Y también sobre la marcha de mujeres, qué es lo que estaba pasando en este momento, quiénes eran los mineros ilegales y quiénes son ahora.
FRANCIA MÁRQUEZ: La violencia, para la oficialidad en Colombia, empezó hace 60 años. Para nosotros como pueblos afrodescendientes y para las comunidades indígenas, la violencia ha estado presente desde hace 400 años en Colombia. No ha habido un día en que nuestros territorios no vivan la violencia, en el que nosotros como pueblo, como comunidad y como mujeres, no tengamos que asumir esa violencia, que vivirla. Entonces, digamos que han ocurrido hitos en los cuales esa violencia se ha disparado, y tenemos que decir que en los últimos 15 años, desproporcionadamente, el conflicto armado se disparó por la presencia de actores ilegales, guerrillas, pero también por la presencia de grupos paramilitares que han asesinado a las comunidades, que las han desplazado forzosamente de sus territorios. Mi territorio, en el departamento del Cauca, ha sido uno de los departamentos más golpeados por la violencia del conflicto armado. Sabemos que ese conflicto no surge porque la gente se quiera matar. Obedece a las desigualdades, obedece a un modelo económico que se ha impuesto sobre la vida de la gente y que ha violentado los derechos de la gente. Hoy tenemos un proceso de paz que se ha iniciado desde ya hace seis, cinco años, que para mí no es la paz, porque la paz implica justicia social. La paz implica transformaciones estructurales y bienestar para la gente, y hoy desafortunadamente en mi país hay gente, niños indígenas y comunidades afrodescendientes muriéndose de hambre. Hay ocho millones de víctimas que hoy no han sido reparadas. Ese es el número oficial porque el extraoficial es mucho más, pero esta gente no ha sido reparada. Entonces, hasta que no haya una reparación y una redistribución y mejora de las condiciones de vida para la gente, creo que no vamos a llegar a una paz real. No podemos desconocer que los avances frente a la aislación del conflicto armado son importantes y creo que ese es el primer paso para llegar a la paz entre dos actores armados que se han enfrentado históricamente en nuestros territorios. Hemos visto muertos, han minado el territorio, y hemos visto tomas guerrilleras, tomas paramilitares y bombardeos militares por parte del mismo Estado. Entonces, creo que es necesaria una transformación para llegar a la paz. Sin embargo, como decía antes, se trata de un camino largo. Desafortunadamente, hubo muchos actores económicos que lucraron con la guerra y muchas comunidades empobrecidas a las que nos tocó vivir las consecuencias de la guerra. Fueron nuestros primos, nuestros sobrinos, nuestros hermanos los que fueron a la guerra. Pelearon en una guerra absurda que no era nuestra. Los hijos de los grandes poderosos no fueron al ejército, ni a la guerrilla, ni a las milicias paramilitares, fue nuestra gente, los pobres. Creo que hoy tenemos un gran desafío que es cómo avanzar en esa paz en Colombia que puede terminar siendo el avance hacia una paz en el mundo.
AMY GOODMAN: Veamos una parte del documental La Toma que muestra la reacción de un residente de La Toma ante la noticia de que el gobierno colombiano quería desalojar el lugar.
SHIRLEY VERGARA: En estos momentos nos están perturbando nuestras vidas, no podemos tener tranquilidad porque estamos con el temor de que en cualquier momento van a llegar, de pronto van a matar a alguien o algo por estilo. Entonces, eso es algo que a mi al menos me da miedo. Me da temor, yo no quisiera que eso pasara. Qué va a ser de mis sobrinos, de mis hijos, ¿dónde van a ir a parar? Yo estuve en la ciudad y volví porque a mi me gusta esta tierra, a mi la ciudad no me interesa, es algo que para mi es fuera de lo común. Yo quiero vivir en mi campo, seguir respirando aire puro, seguir viviendo con esta gente tranquila.
AMY GOODMAN: Esa era Shirley Vergara. ¿Puede explicar más a fondo qué es lo que le preocupa? ¿por qué está tan angustiada?
FRANCIA MÁRQUEZ: Shirley Vergara es una compañera con la que hemos peleado y luchado históricamente. Crecimos juntas y juntas hemos hecho minería, pero también juntas nos dimos a la tarea de ayudar a defender el territorio. Y, básicamente, expresamos la tristeza de lo que significa salir del territorio, tener que de un momento a otro dejar el territorio, donde podemos hacer la vida comunitaria, donde podemos sembrar lo que necesitamos para comer e ir al río a pescar y con eso alimentar a nuestra familia; para irnos en condición de desplazados a una ciudad donde no tenemos esa vida nuestra. Irnos a hacer otra vida en la ciudad, a vivir otras situaciones de violencia en la ciudad. Entonces, básicamente, lo que estamos expresando es eso: el territorio para nosotros es la vida. Y cuando digo la vida es porque ahí recreamos nuestra cultura, porque el territorio nos provee gran parte de los alimentos para sostener a nuestras familias, etcétera, etcétera. Cosa que en la ciudad no se da. En la ciudad si uno no tiene plata se muere de hambre.
AMY GOODMAN: ¿Cuándo hizo el gobierno colombiano esa amenaza?
FRANCIA MÁRQUEZ: En 2009 fue el primer intento de desalojo de la comunidad y bajo argumentos que para mí tienen que ver con el racismo estructural. “Ustedes no son comunidad afrodescendiente”; “ustedes no tienen derecho a ser consultados”. Decían que la minería es de interés general y como es de interés general una comunidad específica tiene que desaparecer o tienen que violentarse los derechos de una comunidad específica. Decían que la minería hoy la necesitamos para el desarrollo del país, y nos preguntamos, pero ¿cuál desarrollo? Si no tenemos acceso a agua potable, no tenemos acceso a servicios de salud, no tenemos acceso a educación de calidad, ¿de cuál desarrollo nos están hablando? Vivimos con las condiciones básicas más miserables, con las necesidades básicas más insatisfechas. Vivimos en condiciones de empobrecimiento. En nombre del desarrollo, nos han empobrecido. En nombre del desarrollo, nos han violentado. En nombre del desarrollo, esclavizaron a mis ancestros y ancestras.
AMY GOODMAN: Pasemos a Lisifrey Ararat, describiendo las amenazas que ustedes dos recibieron al intentar salvar a la comunidad de La Toma. Nuevamente, esto es del documental “La Toma”.
LISIFREY ARARAT: La primera amenaza llegó vía fax, nos hicieron efectiva otra amenaza vía mensaje de texto. Cabe decir que ya esto era sistemático porque ya nos habían matado a un gobernador indígena. Es una cosa que si usted me dice “pruébelo” yo no lo podría probar, pero para nosotros es la lógica. Las multinacionales están acompañadas o los paramilitares han hecho su trabajo de limpiar el área.
AMY GOODMAN: Ese era Lisifrey Ararat, describiendo las amenazas de muerte contra ustedes dos. ¿A qué se enfrenta cuando lucha contra la explotación minera ilegal?
FRANCIA MÁRQUEZ: Desde el 2009 hemos estado recibiendo amenazas de muerte. Y para nosotros hay una coincidencia muy clara: las amenazas existen desde que se entregaron los títulos mineros, desde que se dictó una orden de desalojo y nosotros nos negamos como comunidad a salir desplazados forzosamente de nuestro territorio. Desde ahí no han parado las amenazas, y nos han llegado mensajes de texto diciendo “los declaramos objetivo militar porque ustedes se oponen a la entrada de las empresas multinacionales y porque están estancando el desarrollo”. Uno no puede decir de dónde vienen las amenazas, pero diría que hay un nexo entre los intereses económicos en nuestro territorio y quienes nos amenazan. Hemos hecho varias denuncias en la Fiscalía, y hasta ahora no ha habido ni una sola investigación por parte de la Fiscalía para saber quiénes nos están declarando objetivo militar y para que se haga justicia frente a las violaciones de derechos humanos que estamos viviendo. En el 2014 fui desplazada forzosamente. Fueron a buscarme a mi casa por oponerme a la gran minería y también a la minería ilegal que se ha permitido que ingrese en nuestros territorios. Ésa es la situación de La Toma. Ésa es la situación de Colombia, de todo el país. Hay muchas comunidades afrodescendientes indígenas y campesinas viviendo la misma situación. La misma situación de amenaza. La misma situación de desplazamiento forzado. A pesar que ahora hay un proceso de paz, cientos de líderes y lideresas están siendo judicializados. Están siendo asesinados, y nadie está evitando que los maten. Todos los días están matando líderes y lideresas, y nadie está haciendo nada para parar esa violencia. Esa es la experiencia de La Toma y esa es la experiencia de mucha gente en el país, de líderes sociales de distintas organizaciones y de pueblos étnicos.
AMY GOODMAN: Cuando recibió el Premio Goldman, usted mencionó a Berta Cáceres, la destacada ambientalista hondureña que fue acribillada en su casa en La Esperanza, Honduras, mientras trataba de evitar la construcción de una gran represa en su comunidad. Veamos un video de Berta cuando recibió el Premio Goldman. Ella prometió en ese momento continuar defendiendo los derechos de la Madre Tierra y de las comunidades indígenas.
BERTA CÁCERES: Buenas noches. Gracias a la familia Goldman. En nuestras cosmovisiones, somos seres surgidos de la tierra, el agua y el maíz. De los ríos somos custodios ancestrales el pueblo Lenca. Resguardados además por los espíritus de las niñas que nos enseñan que dar la vida de múltiples formas, por la defensa de los ríos, es dar la vida para el bien de la humanidad y de este planeta. El COPINH caminando con los pueblos por su emancipación, ratifica el compromiso de seguir defendiendo el agua, los ríos, y nuestros bienes comunes y de la naturaleza, así como nuestros derechos como pueblos. Despertemos, despertemos humanidad, ya no hay tiempo. Nuestras conciencias serán sacudidas por el hecho de estar sólo contemplando la autodestrucción. El río Gualcarque nos ha llamado. Así como los demás que están seriamente amenazados en todo el mundo. Debemos acudir. La madre tierra, militarizada, cercada, envenenada, donde se violan sistemáticamente derechos elementales, nos exige actuar. Construyamos entonces sociedades capaces de coexistir de manera justa, digna y por la vida. Juntémonos y sigamos con esperanza defendiendo y cuidando la sangre de la tierra y de sus espíritus. Dedico este premio a todas las rebeldías, a mi madre, al pueblo Lenca, a Río Blanco, al COPINH, a las y los mártires por la defensa de los bienes de la naturaleza. Muchas gracias.
AMY GOODMAN: Esa era Berta Cáceres en 2015 al ganar el Premio Ambiental Goldman. Menos de un año después fue abatida a tiros. Francia Márquez, ¿podría hablar sobre cómo ella la ha inspirado en su vida y por qué la citó en su discurso de aceptación del Premio Goldman?
FRANCIA MÁRQUEZ: Empecé mi lucha a los 15 años cuando me uní a la comunidad en la defensa del río Ovejas, donde yo crecí, donde iba por las noches a pescar, donde hice minería tantos años y donde mis mayores también hicieron minería. El río iban a ser desviado a una represa que se llama Salvajina que construyeron en los años 80 y cuya construcción violentó profundamente los derechos de la gente de esa región. Salvajina ayudó a que en la parte alta le quitarán la tierra a la gente, sin pagarle y sin hacer un estudio sobre los impactos que esta represa iba a causar en la comunidad. Y en la parte plana del valle geográfico del río Cauca, ayudó a que el monocultivo de caña de azúcar se implementara y también a que se despojara a la gente de las tierras que cultivaban y de las cuales vivían. Entonces, he vivido esas dos luchas: la lucha por defender el río y la lucha por defendernos de la minería, que es en definitiva la lucha por defender el territorio. Conocí a Berta, pero no recuerdo muy bien cuándo. Fui a Perú con una señora garífuna que se llama Miriam Miranda, que también es de Honduras, y Berta Cáceres, creo que fue a finales de 2014, para hablar del derecho fundamental a la consulta previa. Y después vi que recibió el premio y que estaba muy contenta. Berta es una mujer que me ha inspirado mucho, y siento que fue asesinada vilmente por defender la vida, por defender su territorio, por defender a su pueblo. Es la misma injusticia que nosotros hemos vivido en Colombia. Su asesinato me marcó profundamente, lloré mucho y me dolió enormemente. Creo que hay que recordarle a la gente que debemos seguir empujando su pensamiento y empujando su lucha y, sobre todo, hacerlo con amor porque lo que está en juego aquí no son los derechos de la comunidad negra, o de las comunidades indígenas, son los derechos de los seres humanos. El calentamiento global no va a destruirnos sólo a nosotros como pueblo, va a destruir a la humanidad, va a destruir el planeta. Todos tenemos que tener conciencia de que no podemos seguir abusando de la Madre Tierra, de que no podemos seguir destruyendo la casa común. Tenemos que hacer las transformaciones necesarias. Tenemos que cambiar ese modelo económico de muerte para pensar en un modelo económico que garantice la vida no sólo de nosotros, sino también de las próximas generaciones.
AMY GOODMAN: Quiero hablar sobre su valentía. Usted tiene 36 años, es madre soltera de dos hijos y estudia Derecho. En 2014, lideró una marcha de mujeres de más de 320 kilómetros desde La Toma hasta Bogotá. Cuéntenos sobre su decisión de liderar a esas mujeres, y qué estaban reclamando en ese momento en el que usted enfrentaba amenazas de muerte. Eso fue un año antes de que Berta ganara el Premio Goldman, y dos años antes de que fuera asesinada.
FRANCIA MÁRQUEZ: Empecé a estudiar Derecho para tener herramientas jurídicas y poder, de alguna manera, ayudar a mi comunidad. Me sentía muy vulnerable cuando veía que llegaba un funcionario público a hablar en un lenguaje técnico o jurídico que nosotros no entendíamos. Había abogados que nos apoyaban, pero ellos tenían que venir desde Bogotá y eso terminaba generando mucho desgaste. Entonces, aunque no tenía condiciones para estudiar, fui y me anoté en la Universidad Santiago de Cali. Dije no tengo plata, pero voy a ver cómo hago para estudiar porque no es fácil, pero tampoco es imposible. Y, efectivamente, aunque he tenido muchas dificultades, he ido avanzando. Estaba estudiando cuando una mañana me llamaron mis compañeras que se habían quedado en la comunidad —-yo en ese momento ya había sido desplazada de mi hogar—- y me dijeron: “Francia, nosotros vamos a ir a parar la minería. Vamos a sacar las retro-excavadoras, las máquinas que están destruyendo el río. No aguantamos más. Esas máquinas están trabajando día y noche. Nosotros no podemos dormir por el ruido, y es una tristeza ver cómo nuestro río está siendo destruido”. Ese día no fui a la universidad, tomé un bus y fui a la comunidad. Cuando llegué ya las mujeres, junto a los jóvenes y al resto de la comunidad, estaban diciéndole a estos señores que tenían que salir del territorio, que ellos no tenían permiso para una explotación minera ahí. Ellos intentaron ponerse como agresivos y dijeron: “ustedes en montón (en grupo/todos todos juntos?), son muchos, pero solos, en realidad, no son nadie”. Y eso fue como una amenaza, como decir después lo vamos a agarrar solitos por ahí. Y, de hecho, varias compañeras empezaron a recibir mensajes con amenazas, diciendo “dejen de joder, dejen de oponerse, que nosotros ya sabemos dónde estudian sus hijos, sus hijas”, con nombre propio. Después de ver eso, empecé a escribirle a funcionarios públicos, a hacer denuncias en la Fiscalía, en la Defensoría. En la Defensoría, los mismos funcionarios me decían: “Francia, nosotros mismos ya no sabemos qué más hacer. Hemos puesto en evidencia la situación ante todo el mundo, ante todos los funcionarios y nadie está haciendo nada”. Yo había visto el caso de un señor que se apellida Moncayo, quien había hecho una movilización nacional sólo porque su hijo había sido secuestrado por un actor armado (grupo armado?) y había logrado movilizar a todo el país. Entonces, dije: si él pudo hacer eso, yo también voy a hacerlo. Fui a la comunidad, hice una reunión y les dije a las mujeres que iba a movilizarme, que iba a recorrer todo el país con mis hijos contando lo que estábamos viviendo, haciéndolo visible y llamando la atención para que el gobierno parara de una vez la minería ilegal. Ellas tenían miedo y estaban asustadas. Nunca habían participado en una movilización, nunca habían ido a la capital y no querían dejar sus hijos solos. Entonces, como en rebeldía les dije: “Con ustedes o sin ustedes. Si no me acompañan, voy sola”. Al verme así, 15 mujeres dijeron “nosotras vamos a ir”. Las otras que no podían ir dijeron que ellas se quedaban cuidando a los niños. Iniciamos la caminata y fuimos hablando en cada pueblito que pasábamos sobre estas problemáticas con la gente y fuimos generando una sensibilización sobre el tema. Después, al norte del Cauca, que es nuestra región, más mujeres se sumaron. Se sumaron mujeres de Guachené, de Santander de Quilichao, de Buenos Aires, de Caloto, y estábamos nosotras que íbamos desde Suárez. A Bogotá llegamos 80 mujeres en total y muchos jóvenes, quienes luego se convirtieron en guardianes cimarrones para cuidar sus territorios. Fue un proceso bonito y llegamos hasta Bogotá. Sin embargo, no hubo ninguna respuesta de parte del Estado. El Gobierno no quería prestar atención. Entonces, tomamos el Ministerio del Interior. Nos metimos al ministerio, pegado a la casa presidencial. En ese momento dijeron que éramos una amenaza para la seguridad nacional y nosotros dijimos: “No, nosotros no somos ninguna amenaza. Nosotros no somos asesinas. Nosotros venimos aquí a que ustedes nos protejan. Allá, nuestro hogar está siendo destruido, nuestro territorio está siendo destruido. El río y nuestros cuerpos están siendo envenenados con mercurio. Y ustedes no están haciendo nada. Nosotros nos vamos a quedar aquí hasta que ustedes paren las dos mil retroexcavadoras que están destruyendo el departamento del Cauca”. Nos quedamos cuatro días. Hicimos un gran esfuerzo, pero logramos hacer un acuerdo para que el Gobierno pare la minería ilegal. Le solicitamos también revisar los títulos mineros que se habían entregado, desde nuestro punto de vista, de manera inconstitucional, violando derechos fundamentales y violando tratados internacionales sobre derechos humanos como el Convenio 169 de la OIT. Después de lograr ese acuerdo, le solicitamos al Gobierno hacer un estudio sobre los impactos ambientales, económicos, culturales y sociales que había generado la minería. Fue un gran desgaste hacer un seguimiento de esos acuerdos, y hasta ahora el Gobierno no ha cumplido. Esperamos que con este premio podamos encontrar instituciones o universidades que estén dispuestas a apoyarnos en la realización de estudios que den cuenta de los niveles de contaminación que hay en el agua y que muestren los impactos que ha generado la minería en el Cauca y, por qué no decirlo, también en varias regiones del país.
AMY GOODMAN: Quiero hablar ahora de la profesora y ex Pantera Negra Angela Davis y su mensaje de solidaridad hacia el pueblo de La Toma. Davis dijo: “Lo que yo llamo el complejo industrial-penitenciario nos permite ver claramente cómo se usa el racismo para generar beneficios. De hecho, esa relación es evidente aquí en esta región minera, donde los intereses mineros comerciales promueven un tipo de racismo que genera grandes ganancias”. Escuchemos a Angela Davis expresando su solidaridad para con el pueblo de La Toma en 2015.
ANGELA DAVIS: Dada la crisis actual en Colombia, en el Valle del Cauca, es nuestra responsabilidad solidarizarnos con el pueblo de La Toma y con la valiente lucha de Francia Márquez y el movimiento de mujeres negras en defensa de la vida y de los territorios ancestrales. Ellos dicen que las vidas negras, las vidas indígenas y las vidas de los campesinos sí importan.
AMY GOODMAN: Esa era Angela Davis hablando en solidaridad con su trabajo. ¿Qué impacto tienen este tipo de mensajes?
FRANCIA MÁRQUEZ: Conocí a Ángela Davis en Estados Unidos cuando vine por primera vez, en 2010, en San Francisco, California. Ella es un mujer afrodescendiente que me ha inspirado. Conozco también la lucha antirracista que se se viene haciendo aquí desde hace muchos años y sé que ella ha sido parte también de esa lucha. Nosotros llegamos a Estados Unidos buscando solidaridad. Queríamos que una voz fuerte retumbara y ayudara a parar el desplazamiento que estábamos sufriendo en Colombia. Recuerdo que cuando hablé con Ángela Davis, ella me dijo: “No puedo negarme a ser solidaria porque hace 40 años yo fui condenada a pena de muerte y fue la solidaridad internacional la que salvó mi vida. Por eso, ahora tengo que aplicar también esa solidaridad recíprocamente a comunidades que están siendo violentadas injustamente”. Para mí ella fue una inspiración. Ella escribió varias cartas para solicitarle al gobierno de Estados Unidos que incidiera al gobierno de Colombia para que la comunidad de La Toma no fuera desplazada. Hubo también organizaciones, como la Oficina en Washington para América Latina, que nos ayudaron a hacer mucho lobby e incidencia aquí en Estados Unidos. Entendemos que el problema que nosotros tenemos es un problema global. Hay responsabilidad por parte de las empresas transnacionales en lo que está ocurriendo. El capital extranjero tiene responsabilidad frente a las violencias que nosotros estamos viviendo. Las empresas multinacionales son parte de Estados Unidos. Tienen capital en este país, por lo que de alguna manera este país tiene que frenar su accionar allá, (en Colombia). Estas empresas no pueden seguir explotando el territorio y violentando los derechos de la gente. Para mí esa solidaridad transnacional es importante también para generar conciencia en la gente de acá de que a costa de esa forma de explotación económica y visión de desarrollo, comunidades en el mundo están sufriendo violaciones sistemáticas.
AMY GOODMAN: Francia, cuéntenos acerca de las corporaciones que se están instalando en su comunidad. ¿Quiénes son esas corporaciones y de dónde provienen? ¿El gobierno colombiano está facilitando esto en medio del proceso de paz actual? Estas corporaciones se están instalando en su tierra ancestral.
FRANCIA MÁRQUEZ: No solo en la Toma, sino también en mi municipio y en el norte del departamento del Cauca, donde mayoritariamente están asentadas comunidades afrodescendientes e indígenas, hay empresas como AngloGold Ashanti, que es la tercera empresa más grande del mundo en explotación minera a cielo abierto.
AMY GOODMAN: ¿De Sudafrica?
FRANCIA MÁRQUEZ: Es sudafricana, pero tiene capital inglés (capital o capitales?), y tiene capital de varios países, incluso Estados Unidos. También está Cosigo Resources, una empresa canadiense, y que me imagino también tiene capital de varios países. Y está una empresa que se llama Panamerican Limitada, que creo es una filial de AngloGold Ashanti. Pero también hay personas foráneas, personas que son colombianas pero que lo que hacen es solicitar un título (de propiedad) y después quieren venderlo a una empresa multinacional. En el caso de La Toma, había dos personas. Un señor que se llama de Héctor Sarria, y cuyo hermano se llama Jesús Amado Sarría. Esta persona está presa por vínculos con el narcotráfico. Y había otra persona que se llama Raúl Fernando Ruiz, quien también es colombiano. Los dos querían tener un título para después venderlo a las empresas multinacionales. Entonces, es un juego. Nosotros todavía no hemos hecho un estudio minucioso sobre el origen de la plata de cada una de estas multinacionales, pero sabemos que hay responsabilidad por parte de distintos estados. Y los estados tienen que frenar a sus empresas y que no sigan obteniendo su economía a costa del sufrimiento de la gente y a costa de la violación de derechos humanos. Eso es parte de lo que hemos venido pidiendo y por eso terminamos siendo objetivo militar. Y a Berta Cáceres, por denunciar esas cosas así de frente, terminaron asesinándola. Creo que eso parte de la discusión es que hay que tener. Al hablar sobre estos temas de frente, siempre terminas siendo objetivo militar. No solamente por parte de los actores armados. Nosotros hoy sentimos que tenemos que defendernos del Estado colombiano en vez del Estado social de derecho defendernos a nosotros.
AMY GOODMAN: Según el diario The Guardian, “el año pasado, el primer año completo de paz en Colombia, después de medio siglo de conflicto, fue el más mortífero jamás registrado para quienes trabajan en defensa de los derechos humanos, con 121 asesinatos, en comparación con los 60 de 2016”. El número de asesinatos de activistas por los derechos humanos se duplicó en Colombia. ¿Qué la hace ser tan valiente?
FRANCIA MÁRQUEZ: Esa es una situación que nos preocupa mucho porque muchos de nosotros creíamos que el proceso de paz también iba a significar tranquilidad para nosotros. Reconocemos que el enfrentamiento entre actores armados ha disminuido el número de muertos, pero no disminuyó el número de muertos en términos de líderes y lideresas que siguen siendo asesinados. Y esa es una de las preocupaciones más grandes hoy en Colombia. Eso muestra cómo el proceso de paz se está desmoronando. Se está desmoronando porque hay una élite también a la que le interesa seguir sosteniendo ese conflicto armado. Ellos lucran y viven de eso. Entonces, creo que el desafío que hoy tenemos como colombianos y colombianas es ver cómo logramos garantizar que los líderes y lideresas no sigan siendo asesinadas. Pero también están siendo judicializadas. Tengo dos compañeras, Sara Liliana Quiñones y su mamá Tulia Valencia, que han sido judicializadas, acusadas de ser miembros de un grupo armado, del ELN. Ellas son mujeres que han vivido hechos victimizantes en Tumaco. Han sido desplazadas forzosamente de su territorio por pelear, como yo peleo, para que en su territorio no haya minería, para que no haya cultivos de uso ilícito. Y el pago de eso es que el gobierno ahora las está judicializando. Creo que ese es un problema muy grande que todavía tiene Colombia por resolver para poder avanzar a una paz. Pero creo que hay dos visiones acerca de la paz. Una es la visión de quienes queremos que la paz llegue al territorio porque queremos vivir tranquilos, porque no queremos que nuestros territorios continúen siendo campos de guerra. Y hay otra visión desde la institucionalidad y es la paz para avanzar en un modelo económico en el cual las empresas avancen con sus explotaciones donde antes nunca habían podido llegar porque había un conflicto armado, porque los actores armados estaban ahí. Entonces, ellos dicen, “bueno, hagamos la paz para poder avanzar con la locomotora minera, para avanzar en el modelo minero extractivista”. Eso necesariamente implica que como comunidad vamos a seguir luchando y defendiendo nuestros territorios. Y también vamos a seguir teniendo una situación de riesgo para nuestras vidas, para nuestra gente, para nuestras comunidades.
AMY GOODMAN: ¿Cómo afecta esto a las elecciones presidenciales de este año en Colombia?
FRANCIA MÁRQUEZ: Esa es una buena pregunta. Ahora mismo lo que está en juego es eso: o queremos una paz y pensamos un gobierno que avance en un proceso que permita lograr una paz con justicia social y permanente; o elegimos un gobierno que lo que quiere es la confrontación armada, que lo que quiere es avanzar con un modelo económico extractivista y no, pensar otra visión de desarrollo. Nunca había participado antes en política, pero acabo de ser candidata a la Cámara de Representantes por comunidades negras y hoy he dicho que voy a apoyar a Gustavo Petro en su programa de Colombia Humana porque es el programa que he visto más asequible y con mejores posibilidades de garantías para nosotros como pueblos afrodescendientes, como comunidades indígenas, como mujeres, como jóvenes para vivir en una Colombia distinta y para hacer de Colombia una Colombia en la cual nos miremos sin tener que matarnos por pensar diferente. Una Colombia donde podamos construir un futuro mejor, pero sobretodo una Colombia que piense en cambiar ese modelo extractivista por un modelo de energías limpias, de energía sostenibles. Ese es el programa que he visto [con Petro]. Es un programa que cumple con mucho de lo que hemos venido planteando y por lo que mucha gente ha muerto en el país.
AMY GOODMAN: Ha venido a Estados Unidos para recibir el precio Goldman, pero su lucha está en Colombia. ¿Cómo pueden ayudar las personas desde Estados Unidos? ¿Es Estados Unidos importante para su trabajo en Colombia?
FRANCIA MÁRQUEZ: Hay políticas de Estados Unidos que están dirigidas a Colombia. Puedo decirle que el Plan Colombia fue una política que violentó los derechos de la gente allá. Esa política de erradicación forzada de cultivos de uso ilícito no ha funcionado. Y no ha funcionado porque no solamente es que se puedan llevar aviones para que vayan a echar veneno allá a muchos que son nuestros territorios donde llegó la presencia de cultivos de uso ilícito del narcotráfico llegó pero que no lo pudimos evitar, si? también por el abandono del Estado porque en una comunidad donde el Estado no llega para brindar condiciones de vida digna, la gente termina optando por resolver la vida de cualquier manera. ¿Qué está haciendo Estados Unidos para que la gente no siga consumiendo acá los productos de la droga que llegan desde allá? ¿Quién se lucra de este negocio? ¿Quién se lucra de las armas que se usan para llevar la guerra a Colombia o a cualquier parte del mundo? Creo que estamos ante un desafío. Creo que todo esto ocurre a conciencia de la gente de Estados Unidos. Acá decidieron votar por un presidente, y no voy a decir si es el mejor o el peor, ustedes juzgarán la decisión que tomaron…pero sí nos corresponde decir que muchas de estas decisiones terminan haciendo daño en nuestro país, en muchos otros países, en el mundo y a la humanidad.
AMY GOODMAN: ¿Ha visto armas estadounidenses en Colombia, por ejemplo, en el ejército colombiano?
FRANCIA MÁRQUEZ: Sí, claro. El conflicto armado en Colombia se ha sostenido siempre con el apoyo de Estados Unidos.
AMY GOODMAN: Francia Márquez, muchísimas gracias por acompañarnos.
FRANCIA MÁRQUEZ: Gracias a ustedes.
AMY GOODMAN: Francia Márquez es activista comunitaria afrocolombiana, ganadora del Premio Ambiental Goldman 2018 para Centroamérica y Sudamérica. Márquez ha ayudado a organizar a las mujeres de su comunidad en La Toma y otros lugares, para detener la extracción ilegal de oro en sus tierras ancestrales. Una de las acciones en las que ha participado es una marcha de 80 mujeres durante 10 días a lo largo de más de 320 kilómetros hasta Bogotá, la capital de Colombia, que llevó a la remoción de los emprendimientos mineros ilegales de su comunidad. Ella sigue luchando por esta causa. Esto es Democracy Now! Soy Amy Goodman. Muchas gracias.
The original content of this program is licensed under a Creative Commons Attribution-Noncommercial-No Derivative Works 3.0 United States License. Please attribute legal copies of this work to democracynow.org. Some of the work(s) that this program incorporates, however, may be separately licensed. For further information or additional permissions, contact us.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...