Tuesday, March 31, 2009

Sobre transiciones intransitivas

http://altereconomia.org/vnavarro/wp-content/uploads/2009/03/el20retraso20social20de20espac3b1a.pdf

El retraso social de España. Por Vicenç Navarro

Posted: 26 Mar 2009 05:41 AM PDT

Publicado en el Diario PUBLICO, 26.03.2009

El artículo señala que el retraso social de España (que se refleja en el gasto público social por habitante más bajo de la UE-15) se debe, no sólo al enorme subdesarrollo social que la democracia heredó de la dictadura franquista, sino también al gran dominio de las fuerzas conservadoras (consecuencia de una transición modélica de la dictadura a la democracia) facilitado por un sistema electoral que les favorece.

........

De ahí que debamos considerar que existen otras causas, además de la insensibilidad social de la dictadura, que determinan el retraso social de España. Y una de ellas es el enorme poder que las fuerzas conservadoras (la Monarquía, la nomenclatura del estado franquista, el Ejército, la Iglesia, la Banca, la Patronal, y los medios Conservadores) tuvieron en el proceso (erróneamente definido como modélico) de Transición de la dictadura a la democracia, liderando aquel proceso y dominando la vida económica y política del periodo democrático. Las enormes movilizaciones populares en el periodo 1975-1978 (España fue el país con mayor número de huelgas en Europa durante aquellos años) fueron determinantes en forzar la terminación de la dictadura (el dictador murió en la cama, pero la dictadura murió en la calle), pero no fueron suficientemente fuertes para provocar una ruptura, cambiando las condiciones que permitieron la continuación del dominio político de aquel enorme bloque de poder. Y una de estas condiciones fue la Ley Electoral cuyos primeros borradores surgieron de la nomenclatura del estado dictatorial, y que tras ser modificado fue adoptado por el gobierno Suárez en 1978, dando gran dominio a las fuerzas conservadoras, discriminando a las zonas urbanas, a la clase trabajadora y a los partidos de izquierda (tal como autores de aquel proyecto como Herrero de Miñón y Calvo Sotelo reconocieron).

Una consecuencia de ello es que el sistema electoral español es uno de los menos proporcionales y menos representativos de los existentes. Ello explica que aún cuando en todas las elecciones legislativas al Parlamento Español (excepto en 1977, 1979 y 2000), el electorado español ha dado muchos más votos a los partidos de izquierdas que a los partidos de derechas, España no ha tenido un gobierno mayoritario de izquierdas (o apoyado por una mayoría de izquierdas) durante la mayor parte del periodo democrático. Sólo durante el periodo 1982-1993 ocurrió ello; en los otros periodos el partido mayoritario de las izquierdas, el PSOE, se

Monday, March 30, 2009

en recuerdo de SANTIAGO TORRENTE LOPEZ

O Comité Cidadán de Emerxencia,nos fai chegar o lamento ante falecemento de Santiago Torrente López, amigo e compañeiro cunha intensa dedicación á actividade política e sindical, desde a etapa predemocrática, a través da súa militancia no Partido Comunista e en Comisións Obreiras e posteriormente en postos de responsabilidade no Comité de Empresa de Bazán.
A súa sensibilidade e compromiso social ocupáballe actualmente en coordinar, con empeño e eficacia, a Plataforma de Apoio ao Cabo Gago.
Á súa familia e amigos, e de modo especial á súa esposa e á súa irmá Luz Mariña, compañeira nos labores deste CCE, a nosa solidariedade e o noso profundo sentimento
Facemosnos eco de tan triste suceso e recordamos a home que vive en noso recordo.

Friday, March 27, 2009

El heroismo de vivir



El aire cada vez es mas irrespirable. El cinismo plagia la muerte. Hace tiempo que el asco ante tanta sarcasmo hace de muchos de nosotros autenticos supervivientes. Maldita la gracia!!!
La playa lleva dias llena de cadaveres y los saqueadores son bendecidos sin pudor.
La politica es un tratado sobre pornografia.
La miseria es la materia prima mas codiciada. La rentabilidad de invertir en ella es descomunal.
En nombre de la Vida, de la Democracia y de la LIbertad se llevan a cabo guerras de exterminio, guerras de ocupacion. Las fabricas de armamento y los laboratorios de ansioliticos y tranquilizantes son los campos mimados por el capital financiero, y la multiplicacion de la miserable abundancia hace de los dias descomunales escombreras.
Mandarles a la mierda es hacerles el juego?
¿Que Hacer?

Thursday, March 26, 2009

especies en extincion?


Thursday, March 19, 2009

Huelga general: que se escuche la voz de los saquedos.

KAOSENLARED.NET -- Huelga general en el estado francés
El estado francés vive este jueves una nueva jornada de huelga y manifestaciones masivas contra la política económica del presidente Nicolas Sarkozy, en un creciente clima de descontento social que los sindicatos buscan canalizar. Las protestas fueron convocadas por las ocho principales federaciones sindicales francesas, que el 29 de enero reunieron más de un millón de personas en la mayor manifestación contra Sarkozy hasta la fecha.

Con el desempleo en aumento y tres de cada cuatro franceses de acuerdo con esta huelga, según las encuestas, los sindicatos esperan ahora superar la protesta de enero y probar que el ritmo del gobierno en este país todavía puede marcarse desde las calles.

"Esta gran jornada intersindical globaliza el conflicto social y le da una dimensión política importante", evaluó Pierre Bréchon, director del Instituto de Estudios Políticos de Grenoble

Reivindicaciones

Los sindicatos organizaron manifestaciones en 213 puntos del estado para reclamar a Sarkozy que detenga la supresión de empleos en el sector público, aumente el salario mínimo y anule los recortes de impuestos a personas de ingresos elevados. Al comienzo de la jornada se registraron trastornos en servicios de transporte público, ferroviario y en el aeropuerto de París-Orly, pero a diferencia de otras ciudades el servicio de metro parisino operaba casi con normalidad.

Está previsto que a lo largo del día las protestas sean acompañadas por distintas ramas del sector privado, como las industrias automotriz y farmacéutica o la banca, y afecten a empresas de energía como Électricité de France y Total.

Thursday, March 12, 2009

el 10 de marzo, dignidad del pueblo

artigo publicado en “diario de ferrol” fotos: arquivo de Fuco Buxán

Articulo escrito por Rafael Pillado, en recuerdo de aquellos dias que aún hoy nos llenan de luz y temblor.

Fai 21 anos, Xulio Aneiros, Manolo Amor, José María Riobó (a quenes quero lembrar hoxe, xunto con Amador e Daniel), máis eu, asinabamos un artigo para reivindicar a data do 10 de marzo de 1972. Diciamos así: “O dez de marzo cúmprese o dezaseis aniversario da máis importante mobilización dos traballadores galegos na súa historia recente. En marzo do 72, os traballadores da Bazán, núcleo máis organizado da Clase Obreira Galega, coa solidariedade da comarca, Galicia e outros lugares de España, enfrentábase resoltamente contra empresa e institucións políticas do franquismo, que negaban dignas condicións de vida e de traballo, e as liberdades políticas, sindicais e nacionais, ao conxunto da sociedade. Impoñían así a súa maioría de idade e rexeitaban unha ditadura que xa duraba décadas, e cuxa razón de ser era asoballar aos traballadores”.

“O 10 de marzo convertíase así na expresión internacionalista dos traballadores galegos na defensa de dereitos e liberdades a conquistar polos traballadores españois. Constituía e constitúe un achegue ó que é a festa do 1° de maio para todos os traballadores do mundo”.

Certo, o 10 de marzo de 1972 os traballadores da Bazán e con eles os da comarca, e a cidadanía de Ferrol, agredidos polas forzas represivas do franquismo paralizaron a cidade. Así o relata o noso amigo infelizmente falecido, Ramiro Fonte en “Os leopardos dá lúa. 1993”... A cidade negábase a espertar. O ambiguo silencio do albor prolongábase cara o medio día, coma se todo estivese encamiñado a borrar aquela data do conxunto do tempo. As badaladas das horas soaban mal, desconcertadas e, no canto de alelar o aire, aínda o magoaba máis creando unha forma de silencio maior. Non se ouvían as cornetas dous cambios de garda nas principais dependencias marítimas, nin os monótonos muxidos das sireas do asteleiro. As portas dos comercios das rúas principais estaban datadas. Os coches non circulaban. A cidade estaba morta, coma se ás súas portas viñésen petar, novamente, os espectros dunha afastada guerra ...”

Efectivamente, a morte de Amador e Daniel, a posibilidade de que Xulio Aneiros morrese tamén, e a morea de feridos polo ataque policial provocaron unha resposta fulminante e unánime dos ferroláns e ferrolás, un rexeitamento a aquelas accións fora de toda medida. O réximen pretendía producir unha grande conmoción a sangue e lume que xustificase despedimentos e cadeas para desfacer a organización opositora dos traballadores. O réximen daba por perdido o seu control sobre esta comarca, como recoñecía o xefe do servizo secreto, Coronel San Martín, e quería reprimilo custase o que custase. E iso sen que por parte dos traballadores se recurrise a ningunha forma de violencia. Exercitabanse, iso si, o que hoxe son practica legal, a manifestación e a folga.

Pero hoxe, 37 anos despois daqueles feitos, cumpre ter presente aquela experiencia. Non xurdiron por casualidade aquelas loitas. Eran o resultado de anos de traballo, de sufrimentos, de sacrificio por dotar aos traballadores de instrumentos axeitados de defensa. As ensinanzas de marzo dinnos que en calqueira circunstancia, a unidade dos trabaladores é fundamental. Unidade para a acción, non para a pasividade. Como é fundamental a solidariedade de clase. Unha solidariedade que no 72 supuxo que o problema que afectaba a un grupo de traballadores, por pequeno que fose, era de todos. Do mesmo xeito que onde había un persoal desorganizado, era tarefa de todos axudálos a organizarse. E esa tarefa correspondeu fundamentalmente aos compañeiros de Bazán e Astano, onde se concentraba a principal forza laboral.

Solidariedade de clase que rachaba calquer diferenza entre traballadores fixos e subcontratados. Proba delo é que anos despois, moitas das subcontratas incorporáronse as empresas principais. Por que agora non?

Non deberamos perder de vista que estamos diante dunha grave crise do sistema económico. Que vai afectar, xa está facendo, a tódolos sectores da sociedade e fundamentalmente ás forzas do traballo e da cultura, sobre todo afectar pola precariedade laboral. Sen perder de vista que tamén sacode xa a importantes sectores da pequena e mediana empresa.

Ninguen sabe até onde chegará esta situación, a pesar de que os gobernos se poñen a disposición daqueles que veñen xenerando o fundamental da crise. E sería moi bo, que os sindicatos tomasen nota. Pola profundidade dos problemas, a situación exixe ter ben engrasadas as ferramentas de defensa dos traballadores. E quenes non respondan nesta época ás necesidades do mundo do traballo, poden quedar arrinconados pola historia.

Non chega con ter institucionalizada esa data de marzo. Nin chega con ter estruturas sindicais organizadas. Hai que dar cada día proba da súa utilidade.

O 10 de marzo é unha data na historia pero é tamén un espello en que mirarse para non perder o paso.

la arquitectura del poder, comentario

Tecnología Obsoleta » Blog Archive » La arquitectura del poder
La arquitectura del poder

He disfrutado con este libro, me ha encantado. En La arquitectura del poder, Deyan Sudjic repasa, a través de un número considerable de ejemplos, la tortuosa relación entre arquitectura y poder o, para ser más directo, cómo con dinero y poder se han encargado a arquitectos “mercenarios” todo tipo de engendros, algunos terroríficos, otros geniales. El arquitecto, como profesional, tiene que comer, necesita trabajar y, cómo no, quienes tienen dinero son los que encargan obras, ya sean estados, millonarios o grandes empresas. Buscar luego tintes morales o éticos al comportamiento de un arquitecto por aceptar encargos de genes poco “recomendables” es, en realidad, salirse del tiesto. La idea principal del libro se expresa, precisamente, de esta forma en su página postrera:

Sean cuales sean las intenciones del arquitecto, al final se encuentran con que lo que lo define no es su propia retórica, sino los impulsos que condujeron a los ricos y poderosos a contratar a arquitectos y a intentar dar forma al mundo.

Recuerdo que, en la primavera del 93, en el instituto donde cursaba bachillerato, se celebró una especie de semana cultural plagada de concursillos variados. Uno de aquellos concursos se centraba en el diseño de un edificio. Entusiasmado, rescaté para tal minucia varios dibujos e ideas que había tenido en años anteriores durante las clases de dibujo técnico y las mejoré detalladamente. Imagínense a un chaval de diecisiete años uniendo varios folios A4 con cinta adhesiva y trazando con pasión y tinta china lo que, al final, recibió uno de los premios. A decir de uno de los miembros del jurado, el logro de tal premio no tenía nada que ver con el detalle de los dibujos, ni tan siquiera con lo “avanzado” de la propuesta. No, decidieron que la “cosa” merecía un premio porque era tan rara que nadie la entendía. En aquel verano del 93 decidí ampliar aquel monstruo esférico suspendido sobre el suelo por medio de cuatro estructuras metálicas, dando forma a una ciudad imaginaria. Así, terminé por dibujar el plano de una megalópolis circular, con un rascacielos piramidal central que contenía esferas de cristal embutidas en su estructura y alcanzaba el kilómetro de altura, acompañado de vías para ferrocarriles de levitación magnética que surcaban la maraña de rascacielos compañeros del gran monstruo en el interior de larguísimos tubos de polímero transparente.

Tal locura no dejaba de tener su encanto aunque pronto comprendí que, en esto de las ciudades, lo mejor es alejarse de las locuras, por muy “chulas” que parecieran. Tomé conciencia de lo que la pasión constructora desmedida y fuera de razón puede llevar a cabo y, sobre todo, comprendí que si aquellas semanas hubiera tenido a mi disposición unos cuantos miles de millones de pesetas –de los euros no se hablaba mucho por entonces– hubiera llevado al mundo real alguna de aquellas bobadas sin sentido.

Brasilia



Hoy, tras leer el libro de Sudjic, me reafirmo en la idea de que tener mucho dinero y, a la vez, creerse todo un “arquitecto”, es cosa mala de verdad. El autor repasa la última centuria y los primeros años de nuestro siglo XXI saltando entre dictadores, magnates de la industria o presidentes democráticos con tendencias megalomaníacas, pintando un escenario que no podía ser más actual, sobre todo cuando vivimos ahora mismo la fiebre del rascacielos más alto en Asia, simplemente por tener un símbolo lo bastante grande como para colocar ciudades antes prácticamente desconocidas, en el mapa de los más extravagantes.

Lo vuelvo a repetir, he disfrutado leyendo el libro, sobre todo porque recorre escenarios que conozco y que, en gran parte, ya han visitado TecOb. Pero, hay algo que, para quien no tenga conocimiento de los proyectos mencionados, puede considerarse un grave error. Reconozco que, dado cómo está el asunto editorial, introducir fotografías hubiera resultado probablemente prohibitivo y, además, alguien podrá argumentar que, a fin de cuentas, todo el mundo puede buscar las referencias en San Google. Pero no, un libro sobre arquitectura que se precie debe contener imágenes. Por muy buena que sea la descripción de un monumento o de una ciudad, hay que pasar un rato contemplando “estampas”. Lamentablemente, en el libro no hay ni una sola fotografía, una pena.

Sirva este pequeño repaso, sobre algunos de los proyectos citados por Sudjic, para comprobar lo que el dinero y la falta de sentido común, además de locuras o simple vanidad, pueden llegar a realizar.

Prácticamente todos los dictadores que han existido, y existen, han tenido la manía de modelar sus “posesiones” a su gusto, generalmente con resultados patéticos. Es el caso de la demolición prevista por Hitler del viejo Berlín para dar paso a la megalomanía encarnada en su Germania, ciudad intimidante con cúpula imposible de tamaño descomunal incluida. El arquitecto encargado de tal estupidez fue Albert Speer, que no dudó en imaginar cualquier cosa que su amo le pidiera. El objetivo último de los edificios nazis, al igual que sucedió con los estalinistas, era meter miedo, nada más que eso, crear en el espectador tal sensación de indefensión ante el poderío del estado, del líder, que no quedara más remedio que bajar la guardia y arrodillarse mentalmente ante tanto muro de piedra que gritaba las bondades infinitas de Hitler, o Stalin. He aquí una imagen de la maqueta que Hitler tanto amaba sobre el proyecto Germania, que apenas comenzó cuando la guerra lo pausó para siempre.

Germania

Naturalmente, Stalin no podía quedarse atrás, he aquí su Palacio de los Soviets que, como en el caso anterior, no se materializó.

Palacio de los Soviets

En la China de Mao sucedía lo mismo y en prácticamente todas las dictaduras que hayan existido, desde la locura de Sadam por construir una megamezquita, a la pasión del Sha por convertir Teherán en una ciudad “moderna”. La cosa venía de lejos, los británicos quisieron reafirmar su “derecho” sobre la India planificando con cuidado la construcción de Nueva Delhi y, por poner sólo otro ejemplo, Kemal Atatürk logró su objetivo de reafirmar la identidad nacional de la nueva Turkía a través de la invención de una nueva capital, alejada de la milenaria Estambul, pensando en la lejana e interior Ankara para tal objetivo.

En la manía por buscar nuevas capitales, ya sea por gusto, por lograr reafirmar algún espírituo anímico de algún tipo o creyendo que así se podría conseguir algún objetivo económico o social, Brasilia es uno de los ejemplos más representativos. Surgida en mitad de la nada, impulsada por Juscelino Kubitschek e ideada por Oscar Niemeyer, a pesar de las críticas, se ha convertido en una capital que todo el mundo puede reconocer.

Brasilia

Es, precisamente, la creación de símbolos, una de las inspiraciones más fuertes que animan a los millonarios o poderosos a la hora de encargar construcciones, por lo general coartando la inventiva de los arquitectos e imponiendo características a los nuevos edificios que rozan lo imposible. La cuestión consiste en que uno sea recordado, como en el caso de las curiosas “bibliotecas” que cada presidente de los Estados Unidos se construye tras su mandato. O, también, lograr que un gobierno tenga un símbolo propio que exprese lo genial que ha sido su gestión. Porque, no se piense que en la cuestión megalómana arquitectónica sólo los dictadores o los magnates “locos” han dejado su huella. Las democracias de todo tipo han querido sumarse al asunto con ejemplos memorables y, también, patéticos. Que se lo digan a la infausta Cúpula del Milenio con la que Blair y su queridísimo neolaborismo pretendían pasar a la historia y que, actualmente, se pudre de asco, literalmente, olvidada por todos.

Cúpula del Milenio

¿Acaso alguien se acuerda de la Expo de Sevilla y ciertas promesas incumplidas del “glorioso” 92? O bien, si nos vamos a París, es imposible darse un paseo largo sin toparse con la megalomanía de Mitterrand, tan vistosa como, en muchos casos, poco práctica. Visítense, por ejemplo, el arco de La Defense o las Torres Tolbiac.

La Defense

Me alegro de no haber sigo un millonario en aquel verano del 93 porque, de otro modo, el mundo podría haber contemplado un adefesio más en forma de torre gigantesca o ciudad fantasmal de cristal y acero. De todas formas, siempre nos quedará Dubai…
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...