Sunday, September 29, 2013

Centos de persoas reclaman un servizo de extinción de lumes 'único e público' en Galicia

Centos de persoas reclaman un servizo de extinción de lumes 'único e público' en Galicia - Praza Pública


Varios centos de persoas marcharon este domingo en Compostela para exixir á Xunta un servizo de extinción de incendios "único, público e profesionalizado" que remate co "fraccionamento e atomización" que, segundo os manifestantes, está a padecer. Baixo o lemaNon máis lumes, a mobilización percorreu as rúas da capital galega mentres a Plataforma pola Defensa dun Servizo Público de Prevención e Defensa contra os Incendios Forestais lembrou que a día de hoxe hai máis de 15 entidades, tanto públicas como privadas, que están a participar na extinción.

"Quen apaga ou lume? Nós e non a UME", "Menos propaganda e máis prevención", "Os lumes non se apagan coas palabras da Quintana", "Rosa Quintana dimisión"
 e "A nosa conselleira é unha mentireira", foron varias das consignas berradas polos manifestantes. Emilio Doforno, integrante da plataforma e membro de Comisións, pediu a dimisión do director xeral de Montes e dos responsables da Xunta en materia de incendios. "Non poden liderar esta nova etapa", engadiu, tras reclamar unha política forestal que poña fina a 22 anos e máis de 700.000 hectáreas queimadas.Segundo esta plataforma, e en palabras de Fernando García, un membro deste grupo e da CIG, o Goberno galego debe crear unha mesa de diálogo que xunte organizacións políticas, ecoloxistas, sindicais, agrupacións de montes en mancomunidade e sectores da sociedade."Temos outra vez a Galicia ardendo polo catro custados e o único que impediu que seguise queimándose foi a choiva", dixo, tras asegurar que os lumes debían ser "unha cuestión de Estado".

Malia estes fondos, José Vázquez, membro da plataforma e de UGT, remarcou que
 "non hai limpeza" nos montes galegos porque "non existe" unha política forestal. "Vai haber lumes mentres teñamos leña no monte. Iso é combustible e, se non se retira, arde", sentenciou. En canto á proposta do presidente da Xunta, Alberto Núñez Feijóo, de modificar as leis para que a Policía autonómica poida sancionar os incendiarios, José Vázquez insistiu en que hai axentes forestais con "experiencia" para investigar estes casos. "Mentres non haxa unha investigación por xente que coñece o monte, a pescuda está coxa", asegurou.Así, Doforno lembrou que o PP gobernou durante 18 dos anos que abranguen esta estatística, polo que é a formación "con máis responsabilidades". Tamén chamou a atención nos "máis de 1.230 millóns de euros" que os gobernos da Xunta gastaron, segundo apuntou, nos últimos 22 anos en materia de incendios. En concreto, reparou en que estes supuxeron uns "30 millóns diarios" de pesetas.
Ademais, a Mesa Intersindical de Bombeiros de Galicia tamén se uniu a esta protesta. En concreto, o seu portavoz, José Luis Pareja, subliñou que os bombeiros dos parques de xestión indirecta de Galicia -agora en folga- tamén sofren os problemas que carrexa o feito de que exista unha pluralidade de entidades públicas e privadas que traballan na extinción de incendios.
Por esta razón, denunciou a "formación escasa" que reciben os profesionais que traballan na extinción de lumes forestais e as "campañas trimestrais" nas que non se renova" aos traballadores.

Non máis lumes! Por unha nova política forestal!

Thursday, September 26, 2013

Un informe científico alerta contra los sondeos petrolíferos en Canarias

Un informe científico alerta contra los sondeos petrolíferos en Canarias | Sociedad | EL PAÍS

Un informe elaborado por el comité científico español que asesora al programa de Reservas de la Biosfera de la Unesco advierte de que un vertido derivado de las prospecciones que Repsol quiere hacer en Canarias podría ocasionar “importantes impactos medioambientales” en las islas, u otros efectos, derivados simplemente de los sondeos, como la “contaminación de los fondos por lodos” o perturbaciones en la vida de la importante reserva de cetáceos de esta zona.
El estudio, de 49 páginas, se analizó el martes durante la reunión anual del comité español del programa Hombre y Biosfera de la Unesco (MaB por sus siglas en inglés), que entre otras cosas es el encargado de proponer nuevas reservas de la biosfera y evaluar periódicamente el estado de las existentes. La reunión se celebró en el Ministerio de Medio Ambiente en un comité en el que había representantes de tres ministerios (incluido el de Industria), ONG, sindicatos, comunidades autónomas, la CEOE... El Ministerio de Medio Ambiente confirmó ayer que este trabajo, que no tiene carácter vinculante, se tendrá en cuenta en la Declaración de Impacto Ambiental de este proyecto, todavía en estudio. Hasta el momento se han presentado unas 2.300 alegaciones.

El trabajo del comité científico que asesora al programa MaB se nutre de numerosos estudios sobre la zona y evalúa desde los impactos de un posible vertido hasta los efectos de las propias perforaciones en el ecosistema y su biodiversidad. En el peor de los casos, un eventual derrame de hidrocarburos, alertan de “consecuencias de dimensiones incalculables para el abastecimiento de agua a la población de las islas”. Casi toda el agua de la que se nutre Fuerteventura y Lanzarote, zonas donde se pretende extraer los recursos petrolíferos, procede de la desalación del agua de mar. En esa hipotética situación el informe prevé que los daños se extiendan al ámbito ecónomico, muy centrado en el turismo sostenible, y que terminarían repercutiendo en el bienestar de la población.
En el trabajo ordinario, las propias perforaciones ocasionarían, según el trabajo, “contaminación de los fondos”. “Al inicio de las perforaciones se utilizan lodos de compactación para ejercer presión la bolsa de hidrocarburos”, se explica. “Esos residuos de la perforación vertidos al mar junto a los restos de lodos contaminan los fondos con metales pesados, mercurio, cromo cadmio, etcétera”, recoge el texto. La afección de esas contaminaciones puede llegar, según bibliografía citada, de 5 kilómetros, a 90 kilómetros de lugar del vertido.
Con respecto a los animales marinos, se habla de un retraso en el crecimiento y disminución de supervivencia de los corales, la asfixia de crustáceos por concentraciones de petróleo, o la imposibilidad de que los moluscos bivalvos contaminados por petróleo puedan ser consumidos. “Las luces de las plataformas pueden atraer a las aves marinas, desorientarlas y ocasionar colisiones”, destacan. En cuanto a los cetáceos, se han documentado desplazamientos de hasta 27 kilómetros para evitar plataformas.
El Ministerio de Industria y Repsol coincidieron ayer punto por punto en sus críticas al informe. Para empezar, aseguraron que lo había encargado el Cabildo de Lanzarote y subrayaron que la encargada de presentarlo fue Marisa Tejero, ex rectora de la Universidad de La Laguna (Tenerife). Tejero preside el consejo científico que asesora al comité español del programa de la Unesco. Consejo formado por 17 científicos, nombrados a partir de una terna de candidatos que propone cada comunidad autónoma. Industria y Repsol explicaron que su aprobación no figuraba en el orden del día y que, de hecho, no llegó a votarse ni a aprobarse. “No es un informe de la Unesco, sino de un organismo asesor”, reiteraron sus dos portavoces.
Repsol afirma que el informe no aporta nada nuevo a la evaluación de impacto ambiental que hizo la propia compañía. “Estamos de acuerdo con las conclusiones, donde dice que ‘de producirse’ vertidos de hidrocarburos causarían un importante impacto medioambiental”, asegura un portavoz, que subraya que la probabilidad de eso suceda es bajísima, de uno de cada 50.000 sondeos perforados.
“Hay que distinguir entre lo que es la perforación y sus mínimos efectos, que son perfectamente compatibles con el medio ambiente, y sucesos accidentales, indudablemente serios, pero con una extremadamente baja probabilidad de ocurrencia”, insiste. Y recuerda que “las actividades que se quieren desarrollar en Canarias, sujetas a la evaluación ambiental, son totalmente habituales; la perforación exploratoria se realiza en muchos países”. El portavoz de Repsol recuerda que este año se ha declarado el delta del Ebro Reserva de la Biosfera, donde hay una plataforma petrolífera desde 1980.
Tanto Ecologistas en Acción como SEO BirdLife, con representación en el comité español, creen que este trabajo debe de ser decisivo en el procedimiento de evaluación de impacto ambiental del proyecto, que ahora se lleva a cabo. “Debe desembocar claramente en una resolución negativa”, consideran.
Ambas organizaciones pedirán a la Unesco que esté atenta a las próximas resoluciones de este proyecto y solicitarán al Gobierno que renuncie a las prospecciones petrolíferas para salvaguardar las Reservas de la Biosfera.

Los antecedentes

E. G. S. / J. V.
La intención de explorar la posible existencia de recursos petrolíferos frente a las costas de Fuerteventura y Lanzarote viene de lejos. En 2001 un real decreto concedió a Repsol permisos de investigación de hidrocarburos para seis años. Sin embargo, en 2004 el Tribunal Supremo anuló los trabajos que se iban a realizar del tercer año al sexto y que consistían básicamente en perforaciones de pozos exploratorios y trabajos geológicos y geofísicos. El Supremo consideró que el real decreto no había incluido expresamente medidas de protección medioambiental.
Aquel real decreto de 2001 se convalidó finalmente con otro de 2012 que vuelve a autorizar los pozos exploratorios a 3.500 metros de profundidad y añade un artículo sobre medidas de protección medioambientales. Exige un estudio de impacto ambiental y planes de gestión y de contingencias en caso de que se produzca un derrame de hidrocarburos. El real decreto actual está recurrido por los cabildos de Lanzarote y Fuerteventura y por el Gobierno de Canarias, que consideran que se pueden ver afectados hábitats protegidos por directivas comunitarias

Wednesday, September 25, 2013

La hoguera de España |GALICIA

La hoguera de España | Política | EL PAÍS

Pepe do Fieiro, el último cabrero que tuvo el monte Pindo, subió el jueves a la cumbre de A Moa (627 metros) para comprobar la magnitud de la catástrofe. Una semana después del mayor incendio que ha sufrido Galicia este verano, con más de 2.400 hectáreas arrasadas, este paisaje pedregoso y único de la Red Natura, que persigue el sueño de ser parque natural, continúa consumiéndose por dentro. “Arriba pegaba mucho el sol, la tierra estaba recalentada y junto a nuestros pies empezaron a salir llamas de nuevo”, cuenta asombrado este guardián de la memoria de O Pindo (Carnota, A Coruña). “Un vecino que venía conmigo reaccionó aprisa y vació en el fuego su botella de agua. Si no la hubiera tenido a mano, tampoco habría ido a más: ahí arriba ya no queda nada que quemar”.

Un brigadista en el incendio forestal en la localidad coruñesa de Carnota que consumió esta semana más de 2. 000 hectáreas. / LAVANDEIRA JR
José Rodríguez Ramos, Pepe, es célebre en esta vuelta monumental de la Costa da Morte. Dicen que nadie sabe más del monte que fue bautizado por el escritor Otero Pedrayo como el Olimpo de los dioses celtas. El 19 de enero cumplirá 80 años. Con solo seis, cuando todavía vivía en el lugariño de O Fieiro, un grupo de casas en la ladera que el otro día se vio cercado por el fuego, tuvo que hacerse cargo del rebaño familiar. Llegó a tener 200 cabras de una raza autóctona que está extinguida. Eran animales pequeños, de pelo muy corto, sobre todo blanco y negro, y unas ubres que no llenaban un vaso. “Para sacar un litro teníamos que ordeñar siete u ocho”, describe Pepe. “Eran famosas por su carne. Por las fiestas del apóstol Santiago vendíamos camiones de cabras, pero entre 1954 y 1955 se acabó todo: vinieron los forestales del ministerio y repoblaron con pino y eucalipto las laderas del Pindo donde pastaba el ganado. Las cabras, las ovejas, las vacas y las yeguas fueron prohibidas. Tuvimos que vender los rebaños como pudimos”, describe. Con la desaparición del ganado, la maleza se desmandó. “Antes todo era campo, hierba y piedras”, pero entonces se empezó a acumular la leña seca en el monte. Pepe, al igual que el alcalde, Ramón Noceda (BNG), y la Guardia Civil, no duda de que el incendio que ha devastado su paisaje querido ha sido intencionado. “También en mis tiempos de pastor prendíamos fuego para hacer pastos, pero nunca se nos escapaban. Los animales mantenían todo limpio”.


Fuente: ‘España en llamas’ (Civio) y elaboración propia
Arde Galicia y solo se salva de la quema la costa de Lugo, contagiada del clima y la ordenación del monte de Asturias. El paradigma de ello, a pesar de su empecinamiento en el tan odiado eucalipto, es el municipio de Trabada, con solo 0,08 hectáreas quemadas en 2012. Los expertos coinciden en que Galicia arde porque la mitad de su territorio es bosque (una superficie forestal arbolada de más de 1,4 millones de hectáreas, casi la mitad de la comunidad, según cálculos de la Xunta), y dos tercios, monte (esta cuenta incluye también el monte bajo). Arde, además, porque este monte, que en un 96% está en manos privadas o comunales, se distribuye fundamentalmente en un minifundio difícil de cuidar y el campo sufre un abandono galopante (con más de 1.400 núcleos deshabitados y unas 2.060 aldeas que agonizan con una o dos personas). A este cóctel se añade un ingrediente único: una arraigada cultura del uso rural del fuego, tan enraizada que, según una investigación del CSIC (Joeri Kaal, 2011), se remonta a hace 6.000 años, cuando los cazadores de entonces se hicieron ganaderos.

 
El rastro de las llamas que arrasaron casi la totalidad del monte Pindo en Carnota (A Coruña), esta semana. / ÓSCAR CORRAL
Esta semana, CC OO aportaba su recuento desde 1991. En dos décadas, en la comunidad se han registrado 188.070 incendios, que han calcinado más de 613.000 hectáreas, “lo equivalente a toda la provincia de Ourense”. Según la web España en llamas, el 29,3 de los grandes incendios (más de 100 hectáreas) ocurridos entre 2001 y 2011 se concentra en Galicia (ver gráfico). Es un paisaje altamente combustible, pero el artefacto incendiario no está en manos de ninguna organización criminal. “Nunca hemos podido constatar la existencia de tramas”, asegura Salvador Ortega, capitán de la jefatura central del Seprona, con gran experiencia en los incendios. Cuando se habla de por qué Galicia arde más que el resto de España, “siempre aparece una conclusión: la característica propiedad forestal”. A esto hay que sumar “la cultura del empleo del fuego para tareas agrarias”, que convierte en un polvorín las provincias más cálidas, Ourense y Pontevedra. Estas dos provincias y el norte de Portugal son la hoguera de la península Ibérica, y también donde más veces se concluye que los fuegos fueron prendidos intencionadamente. Según los datos del Seprona de 2012, “de los 387 incendios investigados en Galicia (una pequeña parte del total), 305 fueron esclarecidos, y de ellos, 211 (casi el 70%) resultaron ser intencionados”.

La Fiscalía Superior de Galicia coincide en negar las tramas: no existe ese “imaginario” de que los incendios son provocados por “el trinomio madera-urbanismo-economía del fuego”, aunque la mano del hombre esté detrás de casi todos los incendios forestales. Según el ministerio público, con un balance más global que la Guardia Civil, siete de cada 10 se deben a negligencias, imprudencias o accidente: léase, en Galicia, las quemas agrícolas, de residuos o forestales.

Galicia tiene una densidad forestal solo superada en Europa por Finlandia y Suecia, y a la vez suma 30.000 núcleos de población, la mitad de los de toda España. Sobre este paisaje planea, además, el factor meteorológico, con las elevadas temperaturas, la escasa humedad y las rachas fuertes de vientos del noreste que caracterizaron los partes de este último mes, así como la reducción a la mínima de las labores de prevención (pasto de los recortes presupuestarios) y el abandono del rural que dispara la biomasa, combustible ideal para que las llamas logren devorar árboles autóctonos tan resistentes como los robles.

El rastro de las llamas que arrasaron casi la totalidad del monte Pindo en Carnota (A Coruña), esta semana. / ÓSCAR CORRAL
El resultado es explosivo y en los últimos años no ha respetado parques naturales ni zonas protegidas. Ni tan siquiera el parque nacional de las Islas Atlánticas. “Igual que crecen los árboles”, reseña el Consello Económico y Social de Galicia, “crece el matorral tanto en bosques como en zonas rasas”. Y más tras un invierno y una primavera que fueron los más lluviosos en décadas. Otra vez reaparece el factor meteorológico: “Es determinante en todas y cada una de las oleadas de incendios”, resalta el fiscal de Medio Ambiente en Galicia, Álvaro Ortiz. Tanto, que por primera vez la Fiscalía General del Estado ha decidido introducir en sus estudios anuales la variable meteorológica.

Cinco tipos de incendiarios

La Fiscalía de Medio Ambiente ha establecido cinco perfiles de incendiario tras conseguir que 231 de los 552 detenidos del pasado año respondieran a un cuestionario. La mitad eran de Galicia.
1. INCENDIO AGRÍCOLA. Se producen por imprudencias punibles, principalmente por la mañana. El autor, que suele dedicarse al sector agrícola, permanece en el lugar de los hechos cuando llegan los servicios de extinción. Suele estar jubilado.
2. GANADERO. La motivación de este incendio suele ser también la imprudencia punible, aunque no habría que descartar la venganza. La zona afectada será de uso ganadero. El autor será joven (menos de 34 años) y frecuentemente se encontrará empleado en el sector de la industria. Puede contar con antecedentes penales.
3. FORESTAL. La motivación es cometerlos sin sentido aparente, fruto de algún trastorno. Se suele prender más de un foco. Este tipo de autores suelen ser jóvenes (menos de 34 años), que trabajan de manera esporádica en una tarea no cualificada. Frecuentemente serán analfabetos y cuando han estado escolarizados suspenderían habitualmente. Su infancia y crianza habrían sido difíciles, con problemas en la familia. En el momento del incendio vivirá con sus padres y tendrá pocos amigos. El siniestro lo ha podido cometer bajo el efecto de sustancias, alcohol principalmente. Habría prendido el fuego con un mechero.
4. FORESTAL DESDE PISTA. La motivación será sin sentido aparente o fruto de algún trastorno. El incendio frecuentemente se iniciará de noche desde una pista. El autor tendrá de 46 a 60 años, soltero y desempleado o, en caso de trabajar, con mala adaptación al mismo. Puede dedicarse a la pesca. Tendrá estudios primarios (EGB) que habrá conseguido aprobando con dificultad. Su infancia y crianza habrían sido normales y vivirá con sus padres en un pueblo. Tendrá pocos amigos, gustándole estar solo en su tiempo libre. Probablemente conocerá al propietario de los terrenos y el medio de ignición puede ser un artefacto artesanal.
5. AGRÍCOLA/CINEGÉTICO. La motivación será obtener algún beneficio. Se llevarán a cabo en verano y en un día laborable. El autor tendrá entre 34 y 46 años, estará desempleado o trabajará en la construcción. Puede ser analfabeto y su rendimiento académico habría sido malo. Frecuentemente vivirá con otros que no serán ni su pareja ni su familia. Puede abusar de sustancias. Conocerá al propietario de los terrenos porque será su vecino.
Varios días de ausencia de lluvia en época de calor disparan las alertas. Las condiciones eran “extremas”, destaca el informe de la Guardia Civil, durante la tremenda oleada de fuegos que arrasó 95.000 hectáreas en Galicia en agosto de 2006. O durante el caluroso octubre de 2011, cuando ya estaba desmantelado el dispositivo de extinción y se sucedieron grandes incendios, sobre todo en Ourense, como el que se prolongó durante nueve días en Manzaneda, reduciendo a cenizas 1.800 hectáreas. La sequía era también inaudita y persistente en marzo del pasado año, cuando de nuevo los telediarios abrían con una Galicia en llamas.

Aquellos días ardió el magnífico parque natural Fragas do Eume, en la comarca ferrolana. Y las brasas volvieron a incendiar la teoría institucional, desde la Xunta, sobre la existencia de una trama de gente interesada en cambiar el uso de ese suelo, de opositores a las restricciones que implican un espacio natural protegido como ese. El Gobierno gallego se lanzó a publicar páginas de publicidad en la prensa con el lema “Hay que parar a los incendiarios”. Pero no era para nada eso. La investigación judicial concluyó confirmando la sospecha inicial: fue una colilla la que originó aquel fuego que devastó 750 hectáreas, 350 del parque natural.

Las fiscalías responsables de coordinar y supervisar las investigaciones de las fuerzas de seguridad no se cansan de repetir que “no hay ningún propósito criminal concertado” para plantar fuego, “ningún interés general”. “Si los hubiera, ya se habrían descubierto”, responde siempre el fiscal jefe de Galicia, Carlos Varela. Por mucho que, en plena oleada de este verano, la Xunta de Alberto Núñez Feijóo volviera, y especialmente en la última semana, a recuperar esa teoría, y a declarar que es un problema de “orden público”.

Esta campaña veraniega de lucha contra el fuego “va extraordinariamente bien”, se felicitaba, no obstante, Feijóo a finales de agosto. “Francamente eficaz”, remachaba el miércoles pasado el ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, con la polémica política y ecologista al rojo vivo tras el incendio de O Pindo. Hay menos superficie quemada y menos incendios. Pero este año ya se duplicó el número de grandes fuegos, los que arrasan más de 500 hectáreas. Ya van siete frente a tres de 2012.

Manuela Barja se enfrentó a un fuego de 400 hectáreas el año pasado en Vilar de Santos (Ourense). / NACHO GÓMEZ
El Gobierno gallego denuncia, machacón, el “carácter homicida” de los recientes grandes fuegos, habla de “una serie de personas empeñadas en acabar con el patrimonio natural y hacer daño”, logra desbloquear una partida de gasto público, pese a las restricciones, para de nuevo publicar una campaña institucional llamando a delatar “las matrículas de coches que salen de noche de un bosque”. A la defensiva por las críticas contra su denostada política forestal y la polvareda que suscitan los cambios y retrasos, sin precedentes, que introdujo este año en el operativo de prevención y extinción, elude datos e informes oficiales para refugiarse en “la lacra de incendiarios que aprovechan condiciones meteorológicas adversas para provocar fuego”.

Pero la inmensa mayoría de las personas detenidas (imputadas por el delito de incendio forestal, una media de 200 anuales en Galicia, líder en España en este aspecto) provocaron el fuego por negligencia o accidente. El motivo número uno de las llamas provocadas, pero no intencionadas (seis de cada diez, y va en aumento), es la quema de rastrojos en el campo. Un hábito incrustado en el ADN del mundo rural gallego. Se realizan más de 400.000 al año. “Y basta con que salga mal el 1% para tener la causa de muchos incendios”, destaca el fiscal Álvaro Ortiz.

Vuelve a ser el motivo más extendido, con diferencia, entre los ya 140 imputados por incendio forestal en Galicia en lo que va de este año. Muchos saben que está prohibido en esta época, que carecen del imprescindible permiso, que se les puede ir de las manos. Pero aun así lo hacen.


Manuela Barja se enfrentó a un fuego de 400 hectáreas el año pasado en Vilar de Santos (Ourense). / NACHO GÓMEZ
Una “imprudencia punible”, de acuerdo con el Código Penal, provocada, pero no intencionada, por “incendiarios agrícolas”, según la denominación de uno de los cinco “perfiles” que establece la fiscalía con cuestionarios (Galicia aporta la mitad del total) remitidos por las fuerzas de seguridad y psicólogos de la Guardia Civil y de la Universidad Autónoma de Madrid. Este estudio intenta invertir la históricamente muy baja tasa de esclarecimiento. Es muy difícil encontrar pruebas y responsables.

Los pirómanos en sentido estricto, que queman por quemar, están en vías de desaparición. Solo el 7% en el caso de Galicia. Según el capitán del Seprona consultado, en 2012 solo un gallego (de Agolada, Pontevedra) fue juzgado y declarado como tal: como un enfermo mental armado de mechero. Pero era un caso digno del Guinness: se le atribuyeron 150 incendios en tres provincias. En el 27% de los incendios que no son por negligencia, o sea, los provocados con intención dolosa, otra vez aparecen a la cabeza “las prácticas tradicionales inadecuadas”, como quemar vegetación para regenerar pastos o prender un fuego para ahuyentar animales, sobre todo jabalíes. “Es muy importante distinguir el grado de intencionalidad”, advierte el fiscal de Medio Ambiente. Hay una intención, pero no de causar daño. Los incendiarios con maldad, que actúan por venganza o por empeño en causar grandes perjuicios, son pocos. Apenas el 15% de ese tercio de incendios con ánimo doloso. El capitán Ortega recuerda un dato curioso: el año pasado, los únicos tres incendios de España en los que el Seprona pudo demostrar que se trataba de estratagemas para “distraer a las fuerzas de seguridad” se declararon en Pontevedra. Narcos que prendieron fuegos para entretener a los agentes mientras descargaban la droga en las Rías Baixas.

Los brigadistas descansan tras sofocar el fuego de Negreira, la semana pasada. /ÓSCAR CORRAL
Identificar a un sospechoso, y sobre todo encontrar pruebas para sentarlo en el banquillo de los acusados, es muy difícil. A bombo y platillo se dio a conocer la detención y posterior libertad con cargos del septuagenario pastor de ovejas, principal sospechoso del gran incendio este agosto de Oia-O Rosal (Pontevedra), que arrasó 1.850 hectáreas. Cuenta ahora con sólidas coartadas, como la de un concejal de su pueblo que dice haber estado con él cuando se inició el fuego.


Los brigadistas descansan tras sofocar el fuego de Negreira, la semana pasada. / ÓSCAR CORRAL
Puede que resulte al final como el tortuoso camino que llevó a detener a un indigente sin todas sus facultades mentales por el mayor incendio en Galicia en la última década, el de Cerdedo (Pontevedra), en aquel terrible verano de 2006, con 8.000 hectáreas calcinadas y dos víctimas mortales, dos mujeres que quedaron atrapadas en su coche. El hombre pasó un año en la cárcel, pero luego fue absuelto.

Pero si hay unos cuantos sospechosos y solo unos pocos culpables, de la Galicia en llamas también surgen historias de valientes anónimos que se enfrentan al fuego para salvar la tierra generosa, que tanto dio de comer. Manuela Barja, hoy más conocida como Manuela sin Miedo, no hizo caso de las brigadas contraincendios que le ordenaban marchar a casa cuando, en marzo del año pasado, y cumplidos los 83, se echó al monte herida en una mano para defender las fincas de su aldea de Laioso, en el municipio orensano de Vilar de Santos. La empujó el amor por su paisaje y el no soportar ni por un instante más los lamentos de sus vecinos, en aquel incendio que arrasó 400 hectáreas. Ese día, la imagen de su cara ennegrecida por el humo espeso, la cabeza protegida solamente por el pañuelo oscuro que siempre lleva, dio la vuelta a España. Su marido, ya fallecido, había sido brigadista, y ella en su juventud también había participado en la extinción de algún fuego desbocado. La lumbre siempre se ha prendido, dice, coincidiendo totalmente en su planteamiento con Pepe do Fieiro, el último pastor que retiró sus cabras de O Pindo. Los viejos se van muriendo, cada vez son menos manos que trabajen la tierra. “Ahora ya no hay quien roce”, dice, “a la fuerza tiene que arder el monte”.

Monday, September 23, 2013

Los ‘sabios’ de la izquierda contestan a los de Báñez: las pensiones son viables

Los ‘sabios’ de la izquierda contestan a los de Báñez: las pensiones son viables - Noticias de Economía
La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez (Efe)
La batalla ideológica alrededor de la próxima reforma de las pensiones, va en aumento. Ahora son 24 expertos (vea la lista completa) -el doble de los convocados por el Gobierno- quienes critican duramente los cambios planteados por la ministra Báñez. Y lo hacen con un argumento central: la reforma del sistema público de pensiones se ha planteado siempre “como un problema técnico cuando es un problema político”.
En opinión de estos economistas, “se ha querido enmarcar como una cuestión de insuficiencia de medios, cuando en realidad el quid de la cuestión es ladistribución de la renta”. Y ponen como ejemplo que en 1993 la Fundación BBVA contrató a 34 sabios, expertos y técnicos para que estudiasen el tema de las pensiones. Se concluyó que en el año 2000 el desajuste entre ingresos y gastos de la Seguridad Social habría aumentado en una cantidad equivalente al 2% del PIB. Pero lo cierto es que el año 2000 llegó “y no se produjo prácticamente nada de lo que pronosticaron. De hecho, se registró un superávit del 0,4%”.
Los expertos parten para su análisis de un principio. El factor más importante para garantizar la viabilidad del sistema “no es el número de personas dispuestas a trabajar, sino las que realmente puedan hacerlo”. Y en este sentido, critican la decisión de retrasar la edad de jubilación, que, en su opinión,  carece de todo sentido cuando existe un altísimo nivel de paroEn 2013, en España, con 6 millones largos de parados, elevar la edad de jubilación de los 65  a los 67 años “no tiene demasiada lógica”, sostienen.
La clave, según ellos, es la productividad. Y recuerdan que 100 trabajadores pueden producir lo mismo que 1.000 si su productividad es diez veces superior, “de tal modo que los que cuestionan la viabilidad de las pensiones públicas cometen un gran error al basar sus argumentos únicamente en la relación del número de trabajadores por pensionistas pues, aun cuando esta proporción se reduzca en el futuro, lo producido por cada trabajador será mucho mayor”.
Entre los expertos se encuentran, Francisco Javier Braña catedrático de Economía Aplicada en la Universidad de Salamanca; Cristina Carrasco,profesora de Teoría Económica de la Universidad de Barcelona; Fernando Esteve, profesor titular de Fundamentos de Análisis Económico de la Universidad Autónoma; Miren Etxezarreta, durante 35 años catedrática de Economía Aplicada de la Universidad Autónoma de Barcelona; Alberto Garzón, economista y diputado de IU; Juan López Gandía, catedrático de la Universidad de Valencia; Juan Francisco Martín Seco, ex Interventor General del EstadoJosé Luis Monereo, catedrático de Derecho del Trabajo; Pedro Montes, economista del Banco de España; Jordi Roca Jusmet, catedrático  del Departamento de Teoría Económica de la Universidad de Barcelona o Julio Rodríguez, expresidente del Banco Hipotecario.
La principal amenaza
Para los firmantes del documento, “la auténtica amenaza sobre las pensiones se cierne cuando se pretende presentar la Seguridad Social como algo distinto y separado del Estado”. En su opinión, la separación de fuentes se ha entendido como algo estructural, no como un mero instrumento para la transparencia y una administración racional de los recursos del Estado. Este mecanismo se ha transformado en una característica esencial del sistema y, lejos de garantizar las futuras pensiones, ha dado ocasión a que algunos conciban la Seguridad Social como un sistema cerrado que debe autofinanciarse y aislado económicamente de la Hacienda Pública.
Según recogen en el escrito, “en un Estado definido como social por la vigente Constitución, es inconcebible, y en todo caso inaceptable, que las pensiones se deban financiar exclusivamente mediante cotizaciones sociales”. Y en este sentido, aseguran que “son todos los recursos del Estado los que tienen que hacer frente a la totalidad de los gastos de ese Estado, también a las pensiones”.
Según sus cálculos, el equilibrio financiero depende no solo del número de pensionistas y empleados y de la magnitud de las pensiones, sino de otros factores de los que no se habla cuando se propone rebajar las pensiones:
Del empleo, pues cuanto mayor sea el número de empleados más ingresos recibirá la Seguridad Social.
De la productividad, pues a medida que aumenta (como viene sucediendo en los últimos años), se puede obtener más producto e ingresos para financiar las pensiones incluso con menos empleados.
Del nivel de los salarios y, por tanto, de la participación de los salarios en los ingresos totales, pues cuanto mayor sea ésta más masa salarial habrá para financiar las pensiones.
De la extensión de la economía sumergida, pues cuanto más pequeña sea más cotizantes habrá y, en consecuencia, también más ingresos para la Seguridad Social.
Los autores del documento recuerdan que el artículo 50 de la Constitución afirma que “los poderes públicos garantizarán, mediante pensiones adecuadas y periódicamente actualizadas, la suficiencia económica a los ciudadanos durante la tercera edad”. Es decir, que las pensiones, en tanto que derechos subjetivos de los ciudadanos establecidos en la Constitución, tienen la consideración de “gastos obligatorios” que por su naturaleza no están ligados a la suficiencia de recursos presupuestarios, ni a la evolución de una determinada fuente de ingresos. El Estado ha de concurrir con los recursos necesarios para asegurar el pago de las pensiones, sea con las cotizaciones o con cualquier otro impuesto.
Y para avalar sus argumentos recuerdan que el gasto del sistema público de pensiones español en relación al PIB es reducido cuando se compara con el de la mayoría de los países de nuestro entorno, “por lo que no parece que tenga mucho sentido hablar de que su viabilidad esté en cuestión”. Se destina el 10% del PIB, mientras que la media de la Eurozona tiene un gasto del 12,2%, y el conjunto de la UE, el 11,3%.
Tras la reforma de 2011, el máximo de gasto en pensiones que alcanzaría España, según admite la Comisión Europea en su informe The 2012 Ageing Report, sería del 14% del PIB en 2050 (a partir de ese momento el gasto se reduce rápidamente debido a que la presión demográfica de la llegada a la edad de jubilación de las generaciones del baby boom es sustituida por el efecto contrario: la llegada de las generaciones de la más baja tasa de natalidad de la historia). Es decir, se tendrá que destinar a las pensiones públicas lo mismo que hoy gastan sin demasiadas complicaciones países como Austria, Francia o Italia
Existen sospechas bien fundadas, dicen los firmantes, de que las múltiples campañas realizadas para sembrar dudas acerca de la viabilidad de las pensiones públicas tienen también como finalidad potenciar los fondos privados de pensiones. De ahí que en todas las reformas se plantee la necesidad de completar las pensiones públicas con pensiones privadas.

Thursday, September 19, 2013

El carballo enano, único en Galicia, sobrevive al fuego que arrasó O Pindo

El carballo enano, único en Galicia, sobrevive al fuego que arrasó O Pindo | Galicia | EL PAÍS

los amigos son Beatrices que nos conducen a través de los desconocidos días y sus respectivos universos

“¡Pues sí, pues parece que zafamos. Aquí hay esperanza, ¡sí señor! El carballo enano zafó por poco en 2005 e también en 2013”. Iván Franco, concejal de Cultura de Carnota (BNG), acaricia en cuclillas las hojas verdes y las pequeñas bellotas de un roble diminuto pero con aspecto de adulto. Levanta del suelo pocas decenas de centímetros, y es uno de los escasos que siguen plenamente lozanos en la carballeira enana de San Cibrán. Alrededor el paisaje parece un extraño planeta sin rastro de vida. Varios ejemplares del resistente carballo enano o añón (Quercus lusitanica) han sobrevivido claramente al mayor fuego del verano en Galicia, que arrasó la semana pasada más de 2.400 hectáreas del Monte Pindo y llegó a saltar el río Xallas dispuesto a devorar de postre O Ézaro.
La única población de carballo enano localizada en el norte de España (las otras están en el sur peninsular y Marruecos) prosperaba aquí y allá, hasta ahora, en una extensión de un kilómetro cuadrado del Monte Pindo, entre los puntos de Chan das Lamas, la Braña dos Aguillóns y ellugariño de San Cibrán. Anteayer, el concejal, miembro de la comisión rectora de la Asociación Monte Pindo Parque Natural, subió a comprobar las consecuencias del desastre (de la vegetación y, en especial, en su caso, del patrimonio arqueológico), y ayer por la mañana lo hizo el presidente del colectivo, Xilberto Caamaño. Por la tarde, Caamaño regresó acompañado del biólogo Martiño Fiz, secretario de organización de Adega, y de Fins Eirexas, secretario ejecutivo de este grupo ecologista. “Hay que esperar a la primavera” para evaluar la magnitud de las pérdidas, explica Eirexas, en un espacio natural en el que había catalogadas 640 especies entre flora y fauna, medio centenar en peligro de extinción y algunas, como el lirio de monte (Iris boissieri) en riesgo crítico. Los carballos enanos “intactos” son una “minoría”, sigue el portavoz de Adega. El resto están resecos por el fuego o rotundamente cadavéricos.
También habrá que aguardar a primavera para comprobar si los bulbos del lirio salvaron la vida bajo la tierra incandescente. La zona donde florecían, el camino que lleva a Chan de Lourenzo, es un desierto negro. En la misma incógnita se encuentran dos tipos de cardo, musgos y hierbas de braña que sobre el papel también estaban protegidas. La profundidad de la tierra quemada es muy variante aquí. Donde el suelo es árido, el fuego apenas penetró. Pero en lo más fértil, las turberas de tierra vegetal, formadas a lo largo de los siglos, las piernas se hunden hasta la rodilla levantando en el aire una densa polvareda, a veces negra, a veces amarilla. La turba aún humea a los pies de O Xigante, una de las más increíbles formaciones rocosas de O Pindo, en la subida al alto de A Moa. “Esa tierra fértil está perdida”, concluye Eirexas. No hay que dejarse engañar por los quitamerendas (Colchicum montanum), pequeñas flores malvas que ya han empezado a brotar entre el carbón.
El presidente de la Asociación Monte Pindo cuenta que un miembro del colectivo ha fotografiado algún ejemplar de caballo salvaje carbonizado. La vida animal se ha esfumado prácticamente. Se ve alguna araña, algún carrizo, mariposas, lagartos y la piel mudada de una víbora. Junto a los carballos enanos, en las colmenas comunales de Quilmas y Caldebarcos que fueron defendidas del fuego, zumban todavía las abejas. Los vecinos planean trasladarlas a otro lugar de Carnota, porque en el monte han perdido todo el alimento. Es probable, dice Xilberto Caamaño, que también hayan huído los murciélagos de herradura. La cueva que habitaban (Cova dos Morcegos) quedó despoblada tras el incendio de 2005 y los quirópteros no se atrevieron a regresar hasta 2009. La enrevesada orografía y algunos restos arqueológicos, como las ruinas de las fortalezas defensivas que se levantaron en tiempos de Xelmírez ante los sucesivos ataques vikingos, ampararon del fuego pequeñas zonas del Pindo. Son oasis en medio de la devastación, y una esperanza para la regeneración de este paisaje único de la Red Natura para el que, desde hace tres años, se reclama a la Xunta, sin éxito, la declaración de parque natural.
El milagro de estas manchas verdes que se ven en el Alto das Subidiñas contrasta con las rocas ennegrecidas, desescamadas, reventadas por el fuego de alrededor. “Los cambios de temperatura, del calor de las llamas al frío de las descargas aéreas, destrozan el granito”, explica Caamaño, conocedor de todas y cada una de las singulares piedras que componen la anatomía de O Pedreghal. Lo más seguro es que algunas se hayan movido y agraven los peligros de las más que posibles riadas que se avecinan. Tras el incendio de 2005 (550 hectáreas), rodaron en Fonte Mateo “piedras de varias toneladas”. La tierra que las sostenía, calva tras el fuego, “fue arrastrada por la lluvia y las rocas se desplazaron”. Mientras tanto, el Gobierno se empecina en negar la catástrofe y sus responsabilidades políticas. El último en hacerlo fue el ministro de Medio Ambiente, Arias Cañete. En respuesta a una intervención del socialista José Blanco sobre la lacra de los fuegos en Galicia, calificó de “muy eficaz” el balance de la campaña de incendios en España y de “francamente eficaz” en el caso Galicia.

Monday, September 16, 2013

Máis de 10.000 persoas claman en Compostela por unha Galiza soberana

Máis de 10.000 persoas claman en Compostela por unha Galiza soberana - Galiza - Sermos Galiza - A Información precisa

Máis de 10.000 persoas claman en Compostela por unha Galiza soberana


Unha maré convocada polo BNG ateigou as rúas de Compostela para reclamar o dereito do pobo galego a ser soberano. Organizacións e movementos sociais, veciñais , feministas e ecoloxistas secundaron a marcha por unha "Galiza ceibe


OLALLA RODIL


Pola calor e o sol que presidía este domingo a capital da Galiza ninguén diría que estamos en setembro. Máis ben semellaba xullo. As rúas ateigadas de militantes do BNG achegábannos aínda máis a un 25 de ese mes que a un 15 do presente. Millares de nacionalistas saíron nesta soleada xornada ás rúas para se manifestar e reclamar o dereito da Galiza a ser, a existir como unha 'Patria soberana'. Esa que reclama o Bloque coa súa convocatoria. 
"Quer queira, quer non, Galiza é unha nación", entoou a multitude que encheu a Alameda de Compostela cando o reloxio pasaba por pouco das 12.00. Unha inmensa bandeira da Patria engalanaba a céntrica Porta Faxeira e presidía a manifestación. Detrás dela, milleiros de persoas clamaron por un Estado propio para este país. Demandaron poder de decisión pleno sobre os sectores produtivos, sobre o monte, os aforros; mais tamén soberania sobre os corpos das mulleres, o medio rural ou o mar. 
Mais a convocatoria deste 15 de setembro non visaba ser un Día da Patria retrasado polos acontecementos, procurou ser --en verbas do propio portavoz nacional do BNG, Xavier Vence-- "un punto de inflexión". Unha chamada á orde aos poderes fácticos que se cernen sobre a Galiza para facer ver que "somos un pobo vivo" --comentaban @s manifestantes. 

"A sociedade ten que converter o cabreo" --que é moito-- "en mobilización", sinalou o voceiro nacional da organización frontista e reaxir ás "políticas que desde a Xunta e Madrid están a levar o país ao abismo". 
"Queremos que o país reaccione", arengou Xavier Vence pouco antes de dar comezo a mobilización, "para mudarmos a situación" perante o desemprego, a emigración xuvenil, o roubo dos aforros ás persoas estafadas coa fraude das preferentes e subordinadas, o desleixo institucional cos montes ou a inacción do goberno fronte o esmorecemento do tecido industrial galego. 
Representantes dos principais conflitos sociais que arestora avivan as rúas galegas déronse cita detrás da faixa que encabezou a mobilización. Labreg@s, estudantes, moz@s, empregad@s públic@s, pensionistas; representantes dos movementos sociais e do tecido asociativo, da cultura, da lingua --en RAG ou AGAL-- do feminismo, do sindicalismo e a loita obreira, o ecoloxismo e mesmo o colectivo de emigrad@s retornad@s @s que lles queren roubar os aforros de toda unha vida. Tod@s tiveron espazo na manifestación convocada polo BNG mais tamén voz.
A Praza da Quintana: un altofalante dos conflitos sociais
Pouco máis de media hora pasara desde que a manifestación saíu da Alameda cando a cabeceira comezou a entrar na Praza da Quintana. Porén, @s manifestantes máis rezagad@s aínda cubrían as dúas beiras da Praza Galiza ao berro de "independencia". Nun palco improvisado e sen acceso a un punto de luz municipal pola negativa do Goberno local, o BNG pedía aos milleiros de persoas que enchían a praza achegárense ás escaleiras para deixar entrar o final da manifestación. 
Co ceo despexado e un sol que non deu tregua desde o inicio da mobilización, daba comezo o acto político na Quintana entre berros que exixían o recoñecemento do dereito de autodeterminación para o pobo galego. 10.000 voces berraron ao unísono por unha "Galiza ceibe" e "popular", por un país dono do seu futuro que deu máis un exemplo de dignidade. 
O secretario xeral de Galiza Nova, Alberte Mera, abriu a quenda de intervencións batendo con dureza contra "este estado cruel e corrupto" que "nega", dixo, "o dereito da mocidade a un traballo digno e na Terra". Un Estado presidido por un presidente abafado polos casos de corrupción no seu partido e por "unha monarquía parasitaria" --afirmou.
"Nacimos para sermos libres nunha Patria soberana"
O lider das mocidades do BNG clamou no seu discurso por unha "Galiza independente de España", soberana e "con futuro" para a xente moza. Após facer relatar as organizacións nacionais e internacionais, colectivos e movementos sociais que saudaron ao BNG con motivo da manifestación, Mera deu paso --unha a unha-- a unha ducia de persoas que puxeron faciana e voz aos conflitos laborais, sociais e políticos que atravesan Galiza. 

"Un Parlamento verdadeiramente soberano", acrecentou o voceiro nacional do Bloque na súa quenda. Precisamos, dixo, institucións que "se deciden rexeitar a quita das preferentes" esta non poida ser aplicada desde Madrid ou se din "non" ao veto da construción naval civil, os nosos esteleiros comecen a producir barcos "porque sabemos e queremos construílos", salientou Daniel Grandal en nome do sector. 
Representantes da conserva, o naval, do calote das preferentes, do sector agrogandeiro, da cultura, moz@s que emigran e emigrad@s que volven; portavoces dos conflitos medioambientais como o proxecto mineiro de Corcoesto ou da Asociación Monte Pindo Parque Natural; traballador@s de T-Solar e da sanidade pública, exixiron "poder de decisión real" para pór solución "aos problemas deste país". 
"Queremos unha Patria libre, de mulleres libres", de "mulleres sen medo" --clamou a actriz Isabel Risco-- entre bricadeiras que en inglés ridiculizaron a "quen nos quere colonizar". 
O vivido este domingo en Compostela sintetizouno ben a voceira da Plataforma veciñal na defensa de Corcoesto. Ela e @s alí presentes tíñano claro: "Nacimos para sermos libres nunha Patria soberana". 

Sunday, September 15, 2013

Y este desmán quedó amnistiado | Sociedad | EL PAÍS

Y este desmán quedó amnistiado | Sociedad | EL PAÍS


SOMOS UNA ALDEA, UNA, GRADE Y LIBRE PARA SER ALBAÑILES Y CAMAREROS HASTA QUE NOS ASFALTEN EL ALMA


Y este desmán quedó amnistiado

El Gobierno aprueba la Ley de Costas que salva miles de viviendas en la playa

El PP anuncia que añadirá novedades sobre el cambio climático en el Senado


A toda prisa, el Gobierno del PP consiguió sacar adelante ayer la nueva Ley de Costas en comisión del Congreso de los Diputados gracias a su mayoría absoluta. La normativa, polémica, porque salva de la destrucción unas 10.000 viviendas de diez zonas y porque da otros 75 años de moratoria a construcciones condenadas a la piqueta en 2018, entre otros asuntos, tendrá que aprobarse ahora en el Senado.

El PP escuchó críticas de todos los partidos que acusaban al Gobierno de intentar privatizar el litoral, de buscar la última palabra para tumbar proyectos en la costa y de echar en el olvido el cambio climático. Solo incluyó cambios técnicos en un par de artículos y pequeñas modificaciones. La oposición en bloque votó en contra, con la excepción de CiU, que se abstuvo.

Como novedad, el portavoz del PP, Rafael Hernando, anunció que incluirán un “nuevo paquete de enmiendas” sobre cambio climático cuando la ley llegue al Senado.

“Hacen una ley con amnistías de construcciones a 75 años sin prever los efectos del cambio climático en un país tan vulnerable como el nuestro”, reclamó la diputada Laia Ortiz, de ICV. “Es una clara irresponsabilidad”, añadió.

Greenpeace también critica que la norma ignore las proyecciones de subida del mar por el cambio climático. La organización conservacionista cree que las concesiones de las viviendas situadas a la orilla del mar a tan largo plazo pueden hacer que el Estado tenga que indemnizar a los propietarios si el mar se come sus casas. La ley también reduce la servidumbre de protección en las rías de 100 metros a 20. Así salva muchos problemas con los núcleos rurales de Galicia que estaban afectados y ahora quedan eximidos.

Carmen del Amo, presidenta de una asociación de perjudicados por la Ley de Costas, confirmó sus sospechas de que no se iban a introducir grandes cambios en la normativa. “Lo peor es la discriminación y la arbitrariedad con la que se ha redactado”, se quejaba la representante de un grupo de afectados cuyas propiedades fueron construidas legalmente antes de la aprobación de la Ley de Costas de 1988. “A unos les benefician y a otros no (...) todo esto no se entiende”, añadía.

Hernando, que también oyó estas quejas durante el debate, explicó los criterios por los que se han seleccionado los 10 núcleos que se beneficiaran de la tan nombrada amnistía. Primero habló de la necesidad de que se tratara de núcleos residenciales, después de que hubieran sido construidos antes de la Ley de 1988 y que los deslindes fueran anteriores también a esta fecha. Para salvarlos, Medio Ambiente también ha tenido en cuenta que la inversión necesaria para recuperar las características naturales del dominio público marítimo terrestre fuera desproporcionada.

El PP se ha amparado en la “mala imagen” de España que se crearía en el exterior si esas viviendas se derriban, ya que muchos de los propietarios de las viviendas son extranjeros. Ayer volvieron a agarrarse a ese argumento, y al de la “inseguridad jurídica”. Ahora, los propietarios de esas construcciones podrán venderlas, hacer obras o transmitirlas a sus herederos, algo que antes no estaba permitido. Entre esas zonas salvadas está el barrio de pescadores de El Palo (Málaga), residencias de Oliva (Valencia), que fueron deslindadas en octubre de 1947, o la marina de Empuriabrava (Girona), construida con canales privados artificiales para extranjeros en los años setenta.

Thursday, September 12, 2013

BOMBEROS DEL CONSORCIO DE GRAN CANARIA: Arde Galicia

BOMBEROS DEL CONSORCIO DE GRAN CANARIA: Arde Galicia: El 30% del dispositivo contraincendios son contratados a dedo sin formación La Xunta recorta fondos y obliga a los ayuntamientos a formar ...

Arde Galicia

El 30% del dispositivo contraincendios son contratados a dedo sin formación

La Xunta recorta fondos y obliga a los ayuntamientos a formar sus cuadrillas

Algunos alcaldes, incluidos del PP, se han negado a formar sus brigadas

Su misión consistía en ayudar a apagar un incendio forestal. Pero además del monte, también ardieron sus mangueras. Nada menos que cinco. Le ocurrió hace unos días a la brigada municipal de prevención y extinción de Xinzo de Limia (Ourense). La inexperiencia les jugó una mala pasada a estos contratados temporales para la época de máximo riesgo de fuegos. A sus colegas de Arnoia, también dependientes del Ayuntamiento, los pusieron a freír pimientos en la popular fiesta gastronómica de este municipio ourensano. En Melón, igualmente en la provincia más castigada por el fuego este verano, la cuadrilla local de extinción se ocupó de tareas nada forestales, como desmontar un gimnasio para su envío a Madrid y, a su devolución, volver a montarlo.

“Pero lo nunca visto, jamás en la vida, es que les pongan a desbrozar en pleno agosto”, cuenta un experimentado brigadista. Es un clamor en las quejas de los profesionales de la lucha contra el fuego: la limpieza de montes, la prevención, debe hacerse antes de la campaña de máximo riesgo. Nunca, como ocurre este verano con brigadas municipales y contratados por Seaga —la empresa pública de la Xunta— compaginando desbroces y extinción. “Es un delirio”, confirman trabajadores forestales, integrados en la plataforma en defensa de un operativo único y profesional de prevención y lucha contra incendios. Lo corrobora Apropiga, que agrupa a la plantilla del Servicio Público de Prevención y Extinción de la Consellería de Medio Rural. No solo porque resulta imprescindible en esta época concentrar los medios en apagar fuegos. “Es aberrante que los manden a desbrozar el monte durante cinco horas por la mañana, y luego se les envíe, cansados, a apagar un fuego por la tarde”, denuncian. Resulta además altamente peligroso. Los montes son un polvorín. Que se lo digan al jefe de la brigada municipal de Xunqueira de Ambía (Ourense): ha sido imputado por la Guardia Civil por causar un incendio forestal con las chispas que soltó la maquinaria cuando desbrozaba el monte.

La reaparición este año de las brigadas municipales, principal novedad del plan 2013 de la Xunta de prevención y defensa contra los incendios forestales (Pladiga), causa estupor entre los profesionales. “Apagar un fuego no es un trabajo de chiste, pero ahora han vuelto los enchufados a las órdenes y discrecionalidad de los alcaldes, sin idea de qué hacer”, se indignan. Tras la oleada de 2006, hubo consenso político para suprimirlas por ineficaces y por constituir un foco de constantes problemas en el combate siempre complicado contra las llamas.

Pero el Gobierno de Alberto Núñez Feijóo decidió recuperarlas este año y volver a dejar en manos de los alcaldes la selección y contratación temporal de personal para extinción. Y también para limpieza y desbroces, otra gran prioridad de última hora de la Xunta, inédita en la campaña de alto riesgo de incendios, del 1 de julio al 30 de septiembre. En la trastienda de estos cambios están los recortes presupuestarios. Y el intento de suplirlos obligando, por un lado, a los ayuntamientos a cofinanciar el coste de una competencia que no les incumbe: deben pagar hasta el 25% de las brigadas municipales, unos 10.000 euros de media cada una. Y, por otra parte, captando cuantiosas ayudas europeas previstas para prevención y limpieza de los montes. De ahí que se desbroce tanto este verano. “Además de endosarle costes a los ayuntamientos”, resume el alcalde de Noia, el socialista Rafael García Guerrero, “la Xunta utiliza fondos europeos para financiar buena parte de lo que en teoría debería aportar”. Lo hace además, añade, sobrevalorando el coste de cada hectárea desbrozada con el fin de justificar luego y cobrar un máximo de subvenciones de Bruselas.

García Guerrero, que aún está esperando que Medio Rural le remita un convenio de brigadas municipales “y analizar su legalidad”, confirma que la Xunta no solo busca compartir costes “al emplear como intermediarios a los ayuntamientos, que hacen las contrataciones, pagan parte y luego tienen que prestar esos trabajadores”. Con el rescate de las cuadrillas municipales, la Consellería también logra ahorrarse el coste de hacer fijo al personal de Seaga tras perder el pleito laboral presentado por la CIG. Frente a los 1.700 contratados en 2011, solo hay en el dispositivo de este año 500 de la empresa pública, todos ellos experimentados en tareas de extinción. “Pero hay 200 vacantes sin cubrir”, denuncian los sindicatos.

Por el contrario, el peso de las brigadas municipales, contratadas tarde, muchas en agosto, a dedo y sin tener que probar ningún tipo de formación ni experiencia, dista de ser pequeño en el operativo contraincendios: 1.765 personas, casi un tercio de las 5.708 que conforman el dispositivo total. Aunque también ha habido rebelión de alcaldes, algunos del PP, que se negaron a suscribir esos convenios. Hay distritos forestales donde más de la mitad de los ayuntamientos se negaron a aportar brigadas, dice Apropiga. A Medio Rural no le quedó más remedio, para suplirlo, que recurrir a contratar personal no previsto de Tragsa, la empresa estatal.

Aun así, de acuerdo con el diseño de la Xunta, casi la mitad (el 46%) del dispositivo de extinción está en manos del poder local. Además de las brigadas municipales, son llamados a apagar fuegos también los flamantes 25 Grupos de Emergencias Supramunicipales (GES), que sustituyen a los antiguos Grumir. Hay alguno aún sin constituir. Y la mayoría, que comenzaron a estar operativo el 13 de agosto, tuvo que estrenarse atacando fuegos forestales. El primero que veían de tan cerca muchos de los que lograron entrar en las plantillas de un GES (serán 366 personas en total). Y, destacan los técnicos forestales, de igual modo no es fácil para los bomberos de los parques comarcales —privatizados— y municipales incluidos también en el dispositivo de este año: “Son especialistas en fuegos urbanos, no en el monte”. “Fragmentado en 50 chiringuitos, desorganizado, desprofesionalizado e improvisado: la gestión de la lucha contra el fuego es este año desastrosa”. Tras los devastadores 10 últimos días (casi 500 fuegos, la mitad de todo el año, más de 6.000 hectáreas arrasadas), arrecian las críticas entre los profesionales de prevención y extinción de incendios contra el diseño del Pladiga 2013. Marea la sopa de siglas de servicios y empresas públicas o privadas que intervienen.

Los brigadistas y agentes forestales se mofan abiertamente del proyecto de racionalización de la Administración que promueve la Xunta: “En incendios, se multiplica todo por 11”. Es la cifra de brigadas, cada una dependiente de un organismo o empresa distinta, llamadas a intervenir en caso de incendio de nivel 1, los que amenazan zonas pobladas. “Y no hay un mando único, sino tres”, recuerdan los brigadistas profesionales blandiendo el plan de la Xunta. Encendió la mecha de su enfado las felicitaciones públicas estos días del presidente Feijóo y de la conselleira Quintana, jactándose de la “coordinación fantástica” en los últimos fuegos. Un brigadista de la Xunta no dudó en increpar severamente ante las cámaras a Quintana cuando llegó la pasada semana al gran incendio de Oia (más de 1.850 hectáreas calcinadas). Enojó también mucho el retraso inaudito en contratar personal y medios. Casi todo se hizo en el ecuador de la campaña. Medio Rural esperó a agosto para adjudicar dos helicópteros y ocho aviones. Muchos alcaldes también para formar sus cuadrillas. La empresa Natutecnia, a la que Medio Rural encargó a dedo la mayoría de las brigadas helitransportadas, retrasó al máximo la contratación de personal. Y “su puesto de mando avanzado”, una unidad móvil de coordinación, empezó hace 15 días, denuncian los sindicatos. “Tiene mucho que ver con la climatología”, se excusó Feijóo, “hubo que secuenciar la incorporación de efectivos”.

Arranca ahora el tercer y último mes de la campaña. Aunque el presidente reconoció el pasado jueves que también octubre “se anuncia complicado”. “La actividad incendiaria es una desgracia pero es la de siempre”, sostienen brigadistas, “y además del tiempo, de la sequía prolongada, algo tendrá que ver el batiburrillo del dispositivo de este año para que haya tantos grandes fuegos”. Se han registrado siete de máxima alerta (nivel 1) en los últimos nueve días. Todo un récord

El País

Controlado el incendio que afectó al monte en Baroña

Controlado el incendio que afectó al monte en Baroña

UN POBO QUE CONSENTE ISTO, POIS É UN FEITO QUE SE REPITE DRAMÁTICAMENTE, ESTA DESPOSEÍDO, É UN POBO IGNORANTE.
ARDE GALICIA UNHA E OUTRA VEZ, NON É UN SENÓN NIN UN CASTIGO DIVINO, É PRODUTO DA IGNORANCIA.
Os BOSQUES, Os TERREOS COMUNALES, As MASA FORESTAL GALEGA É UNHA RIQUEZA E UN TESOURO QUE É MALGASTADO SISTEMÁTICAMENTE POR UNHA POLÍTICA ESPECULATIVA, IGNORANTE, (As PAPELERAS, A PLANTACIÓN DE EUCALIPTOS, A DESAPARICIÓN DOS BOSQUES DE CASTIÑEIROS E As GRANDES CARBALLEIRAS CONSOLIDARON UN TERRITORIO DEVASTADO)O seu ABANDONO CUESTIONA A HONESTIDADE DA CLASE POLÍTICA DESTE PAÍS.
(NON PODO EVITAR SINALAR OUTRO, O OUTRO RECURSO MAGNIFICO CO QUE CONTAMOS, RÍALAS, RÍALAS CONVERTIDAS Ou CAMIÑO DE CONVERTERSE EN LODAZALES INTOXICADOS POR UNHAS INDUSTRIAS MISERABLES, CON POSTOS DE TRABALLO ÍNFIMOS, CANDO CO seu COIDADO SERIAN UNHA FONTE INAGOTABLE DE RECURSOS MARIÑOS, E DE BELEZA IMPAGABLE)

El incendio se inició sobre las 2:00 de la madrugada en un único foco en el Ayuntamiento de Porto do Son, pero no tardó en afectar en el monte en Baroña.
Hay numerosos medios terrestres y aéreos además de la Comunidad de Montes de Baroña que dispone de una cuadrilla propia que lleva, sin descanso, ayudando en las labores de extinción del incendio. Aunque ya se encuentra controlado los hidroaviones continúan refrescando la zona.
Por el momento es difícil calcular la superficie afectada por el fuego pero la mayoría se tratan de plantaciones de los comuneros. Además numerosas casas y aldeas fueron asediadas por el fuego.

Wednesday, September 04, 2013

El exalcalde contrabandista blanqueó dinero con parques eólicos en China

El exalcalde contrabandista blanqueó dinero con parques eólicos en China | Galicia | EL PAÍS

El exalcalde contrabandista blanqueó dinero con parques eólicos en China

Nené Barral desvió tres millones de euros desde una cuenta en las islas Vírgenes

 Vilagarcía de Arousa 29 AGO 2013

El exregidor popular del Ayuntamiento pontevedrés de Ribadumia, José Ramón Barral, popularmente conocido por Nené, será citado a declarar como imputado por haber blanqueado al menos tres millones de dólares procedentes de una cuenta localizada en las islas Vírgenes británicas, un paraíso fiscal en el Caribe. La causa, que estuvo secreta dos años, la instruye el titular del Juzgado número 2 de Cambados, Juan Manuel Hermo, que también interrogará como imputadas a tres hijas de Barral a petición de la fiscalía. Una sociedad matriz radicada en el paraíso fiscal y que controlaba Nené Barral fue la que supuestamente proporcionó el dinero para realizar inversiones eólicas en la República China y financiar cultivos marinos en Chile. Según la investigación del Servicio de Vigilancia Aduanera, el exalcalde habría creado una empresa para la explotación de parques eólicos en la ciudad de Qingdao, en la provincia de Shandong, al este de China, otra en Hong Kong y una tercera para producción de moluscos en bateas fondeadas en la costa chilena.
Desde los fondos supuestamente opacos de islas Vírgenes, según la Agencia Tributaria, se realizaron al menos dos transferencias con destino al sector energético. Una primera de 1,8 millones de dólares y otra posterior de 1,2 millones, además de otras que supuestamente se realizaron para invertir en los proyectos marisqueros chilenos que se están investigando. La denuncia de la Fiscalía de Delitos Económicos se presentó en el juzgado en marzo de 2001 a partir de un informe preliminar de la Agencia Tributaria que recogía múltiples indicios de blanqueo así como el testimonio clave de un gallego que se encuentra en una prisión china y que fue colaborador de Nené Barral en estos proyectos económicos.

La causa abierta tras la aprehensión de medio millón de cajetillas falsificadas y procedentes de China se ha convertido en la más antigua de los juzgados de Vilagarcía por la lentitud de cientos de comisiones rogatorias internacionales, sobre todo a Suiza, que, o no se han contestado, o se han tenido que repetir varias veces. La prescripción planea sobre el caso 12 años después de la imputación de Barral Martínez y otras 41 personas, entre ellas su hermano Feliciano, su mujer y sus cuatro hijos contra los que todavía el Ministerio Público no ha formulado escrito de acusación.
La aparente trama societaria que creó Barral para blanquear dinero se remonta a finales de la pasada década, cuando el expolítico peleaba en los juzgados para defenderse de otra vieja causa por contrabando de tabaco por la que fue detenido en 2011 y que precipitó su cese después de 18 años al frente de la alcaldía.
Lo mismo podría ocurrir con el asunto de blanqueo si los países implicados no colaboran. De hecho, las autoridades británicas no han facilitado todavía al juzgado ninguna de las pruebas y documentos solicitados pese a que algunos se reclamaron reiteradamente. En China, la colaboración judicial puede ser mucho más larga o incluso una misión imposible para los investigadores
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...