Saturday, September 30, 2017

Milleiros de persoas maniféstanse en Compostela a favor do dereito a decidir de Cataluña

Milleiros de persoas maniféstanse en Compostela a favor do dereito a decidir de Cataluña | Ollaparo. O universal é o local sen muros

Milleiros de persoas maniféstanse en Compostela a favor do dereito a decidir de Cataluña

por Redacción

Diante da ofensiva do Estado, Galiza vén de mostrar hoxe a súa faciana máis democrática. “A loita de Catalunya é tamén a nosa loita” foi unha das lendas que corearon os varios milleiros de persoas convocadas pola Plataforma Galiza con Catalunya.Representantes de BNG e En Marea maniféstanse unidos na capital galega de brazo dado de representantes de movementos sindicais (CIG e a CUT ), as 30 organizacións sociais  que integran a plataforma e a cidadanía soberanista en “solidariedade” co referendo do 1-O.






Nun ambiente alegre e festeiro entre lendas e chamados a prol a autodeterminación galega e catalá. “Eu apoio o referendo” era a lenda afirmativa que figuraba en cartaces, autocolantes e faixas. Tamén  a de “Independencia” figuraba na faixa principal que abria a manifestación.Entre os participantes na marcha, Ana Pontón, lider do BNG, Paulo Carril, do sindicato CIG, Xosé Manuel Beiras e Camilo Nogueira, o portavoz parlamentario de En Marea, Luis Villares, e  varios deputados.
Votar non é delito”, “Estado español, Estado policial” , “votarán, votarán” repetíronse a eito . “A loita do pobo catalán é amén a nosa loita”, encerraba o manifesto, que lanzaba unha  nídia “mensaxe de solidariedade, de apoio e de ánimo” a Catalunya que mañá poderá ir votar nunhas condicións difíciles sen perder a serenidade que caracterizou o Procés durante estes anos.
A Plataforma Galiza con Catalunya  entende que a autonomía catalá ficou “suspendida” por parte do Estado e censura  as “ameazas constantes dun réxime decrépito” que caiu unha espiral de prohibicións que coartaran dereitos básicos como o de reunión, o de liberdade de expresión e informacion, e mesmo o dereito á intimidade. Diante desta autoritaria posición do Estado, a reacción de partidos, sindicatos e da sociedade civil galega concretouse en decenas de actos, referendos simbólicos,  concentracións  eque culminaron esta mañá en Compostela cun  acto de solidariedade coa aposta democrática pola referendo do 1-O na Cataluña. Cidadáns que queren votar o seu destino.

1-O Referendo de Autodeterminación en Cataluña



Concentracións unionistas 
Santiago, A Coruña, Lugo e  Vigo concentraronse apenas decenas de personas en contra do referendo catalá. Diante do concello de Vigo sentíronse  berros a favor do exército, a Lexión, a Gardia Civil e   Policía Nacional Española como “Toda España es de todos”,  “España unida jamás será vencida”, nunha convocatoria institucional realizada polo presidente da FEMP Abel Caballero.

"El PP y sus empleados en el Constitucional abrieron en canal y sin anestesia el problema catalán"

"El PP y sus empleados en el Constitucional abrieron en canal y sin anestesia el problema catalán"



El economista Juan Torres. FOTO: MARTA JARA

El economista Juan Torres MARTA JARA





El economista Juan Torres (Granada, 1954) ha sido uno de los firmantes de los manifiestos de personas de izquierdas publicados en los últimos días  contra el referéndum del próximo domingo en los que piden a la gente que no participe. En esta entrevista, Torres reconoce que los catalanes quieren votar y apuesta por un referéndum pactado, aunque ve muy complicada esta opción en el momento actual. "Si se retiran urnas, se retira el símbolo de una voluntad de los catalanes", apunta sobre el 1-O.



Torres reparte culpas pero señala al PP y al Gobierno de Rajoy como causantes principales del conflicto. El economista se retrotrae a la sentencia del Tribunal Constitucional contra el Estatuto de Catalunya. Pero también cree que el Govern intenta aprobar "por la puerta de atrás" una independencia unilateral.







¿Cree que el domingo habrá urnas en Catalunya?



Haberlas, de algún modo, las habrá, aunque no las habrá como debe haberlas cuando se convoca un referéndum legítimo, legal, pactado y democrático, como a mí me parece que es imprescindible para conocer con rigor cuál es la voluntad real de la ciudadanía. No habrá urnas que sirvan para comprobar con fidelidad la voluntad del pueblo, pero imagino que sí las va a haber como una clara expresión simbólica de lo que una gran mayoría de ese pueblo desea: ser consultado.



Si se instalan, ¿deberían retirarse?



Ahí está la paradoja y la tragedia. Como expresión de un acto ilegal, ilegítimo y antidemocrático, deberían retirarse. Pero al retirarlas, no se está retirando una caja neutra donde echar papeletas en un acto que no es lo que dice ser, sino el símbolo de una voluntad, en este caso muy firme, de los catalanes. Y esto último tiene unas connotaciones y unos efectos claramente diferentes.



¿El uso de la fuerza estaría legitimado? ¿Hasta qué punto?



La fuerza no es solo la fuerza material que puede utilizar la policía, por ejemplo. La coacción moral que puede utilizar un Gobierno a veces es mucho más dura y dolorosa que la física. Y ambas han sido utilizadas ya por unos y otros. Siempre he pensado que la paz, que por definición es imperfecta, salvo cuando es la de los cementerios, es el camino y no solo el objetivo. Solo espero que no haya violencia ni ese día ni ningún otro.



Usted ha firmado un manifiesto que considera el 1-O una "estafa democrática". ¿Qué significa?



Para mí, no sé para otros firmantes, ese referéndum es una estafa, primero, porque no es un auténtico referéndum y, segundo, porque creo es justo lo contrario del referéndum que debe hacerse si se quiere que los catalanes puedan expresar con libertad su preferencia. No hay transparencia, no se ha podido producir el debate previo y sosegado que permita expresar en libertad e igualdad las diferentes opiniones, no hay condiciones materiales para que se realice con un mínimo de seguridad, se ha marginado a la oposición que representa a más de la mitad de la población, y el gobierno y todo su aparato de poder actúan a favor de solo una parte. Es una especie de "aquí te pillo, aquí te mato" que sirve de excusa para declarar la independencia por la puerta de atrás, es decir, unilateralmente y soslayando la opinión de los catalanes que están en contra de ella.



En el manifiesto se califican de izquierdas. ¿Por qué hacen esta apreciación?



Solo puedo hablar por mí. Y, en mi caso, creo que es importante subrayar que no estamos frente a un proceso de izquierdas, sino más bien de todo lo contrario. Yo creo que cuando la izquierda renuncia a la bandera de la libertad, de la democracia formal y deliberativa, de los derechos humanos, cuando la izquierda impone la abstracción de los territorios a los intereses de las personas, se desdibuja y se automutila. Que la cuestión social o de la regeneración democrática haya pasado a segundo plano en Cataluña después de todo lo que ha pasado me parece que es bien expresivo de que la izquierda ha perdido el tino y su capacidad de liderar procesos reales de transformación. Los corruptos y quienes se han beneficiado de las privatizaciones y recortes de los últimos deben de estar respirando tranquilos, si no fuera porque el desorden y la perturbación que se avecinan no conviene a nadie.



Algunos grupos, con Podemos, IU y Catalunya en Comú a la cabeza, consideran el 1-O una "movilización" y animan a participar aunque no compartirán el resultado. ¿Comparte o rechaza este análisis?



A mí personalmente me parece una contradicción in termino. Su participación legitima el referéndum y ayuda a permitir que se proceda a declarar la independencia. Las cosas son lo que son y no lo que uno quiere que sean. Y si participas en algo, no puedes decir luego que no aceptas su resultado.



¿Apoyaría la celebración de un referéndum pactado?



Lo he defendido siempre. Llegado este momento creo que comporta dificultades y riesgos mucho mayores para todos, pero siempre he creído que no hay otra solución posible.



El problema territorial, especialmente con Catalunya, no ha surgido en los últimos meses. ¿Cree que la actuación del Gobierno de Rajoy en los últimos años ha sido la adecuada para abordarlo?



Creo que hay que distinguir tres momentos. El primero nace en el origen de la Transición, cuando se establecen las condiciones institucionales y electorales privilegiadas que convierten a los nacionalismos de derechas vasco y catalán en diques frente a posibles mayorías de izquierda, tanto en sus comunidades como a nivel estatal. Dicho de una forma gráfica, es cuando se mete en la cama a un bebé león que hasta parecía simpático y con quien se podía hablar en su lengua en la intimidad. Los nacionalistas de derechas fueron protegidos incluso cuando cometían delitos, como ocurrió con Pujol en el caso Banca Catalana. Ahora, quienes dieron de comer en su mano al león son quienes más se quejan de su virulencia.



El segundo momento es el del Estatuto de Cataluña. El PP demostró entonces de manera definitiva que a la derecha española no le importa el Estado, ni su integridad, ni la paz entre los españoles. Entre sus dirigentes y sus empleados en el Tribunal Constitucional abrieron en canal y sin anestesia el ya de por sí difícil problema catalán. El Partido Popular convirtió la desvergüenza en un arte cuando recurrió artículos del Estatuto catalán que aprobaba en el andaluz, solo para debilitar al PSOE y a los demás partidos a los que no sabía vencer democráticamente.



Finalmente, a lo largo de la crisis, el Gobierno de Rajoy se ha convertido en un fabricante de independentismo al generar todo tipo de agravios comparativos con tal de disimular el efecto social de sus políticas y por no desear o no saber desprenderse del nacionalismo español que es tan excluyente y totalitario como el periférico. Y lo ocurrido en los últimos días, subcontratando sus obligaciones políticas a policías, jueces y fiscales y bordeando, cuando no traspasando, los límites del Estado de Derecho, es ya dramático. Cuesta trabajo creer lo que estamos viendo y cómo se responde con tan poca inteligencia a un problema tan complejo.



¿Y antes los gobiernos del PSOE?



El Partido Socialista es coautor del vicio de origen que ha dado lugar a los problemas que tenemos ahora por la razón que apunté antes. Pero creo que ha actuado siempre, y en especial en Cataluña, con una actitud y con una posición que nada tiene que ver con la del PP. Lamentablemente, sus posturas ambivalentes, su complicidad indisimulada con poderes muy reaccionarios, y su falta de compromiso con sus propias bases y con el electorado en los años de crisis, lo dejaron en una situación de gran debilidad de la que creo que sería muy importante que saliera cuanto antes.



¿Cree que la respuesta del Gobierno al desafío independentista en los últimos días está siendo adecuada?



Ya he dicho que me parece torpe, antidemocrática y potenciadora del conflicto. Necesitamos diálogo y apaciguamiento y el gobierno actúa como un verdadero pirómano.



El informe de Reporteros sin Fronteras critica las presiones de la Generalitat contra periodistas y personas que se pronuncian contra el 1-O. ¿Se corre el riesgo de cruzar una frontera con una difícil marcha atrás?



Ese es el gran problema, que se fractura la convivencia, que se cercena la libertad y se rompe los equilibrios básicos de la sociedad que son, digámoslo así, prepolíticos. Cuando se traspasa esa frontera, viene la enemistad civil, el dejar de dialogar y de hablar. Es significativo que unos y otros, es verdad que en los extremos, hayan hecho suyo el mismo grito "A por ellos", en lugar del "Con ellos", que es lo que deberíamos entender que necesitamos para vivir en libertad y en paz.



Usted es economista. ¿La independencia de Catalunya sería viable desde el punto de vista económico?



Cuando un pueblo se plantea que quiere ser independiente no se lo plantea porque le vaya a ir mejor o peor sino porque, por las razones que sean, no desea formar parte de otra comunidad. Yo creo que una Cataluña independiente se enfrentaría sin duda a grandes dificultades iniciales. Empezando porque, en las condiciones en que se encuentra hoy día la sociedad y la economía global, no llegaría a ser realmente independiente.



Fíjese, en la carta que dicen que Junqueras envió al Banco Central Europeo habla de lo que ocurriría a España y Europa si los catalanes sacaran su dinero de los bancos. Pero Junqueras y el resto de los catalanes también se podrían plantear lo que ocurriría si los demás españoles sacaran una parte de su dinero, ni siquiera todo, de las tres grandes entidades financieras catalanas. ¿Cómo se sostendría entonces el sistema financiero catalán?



Pero, insisto, no creo que este tipo de razonamientos sean los que llevan la balanza en favor o en contra de la independencia a un lado o a otro. A veces tiendo a pensar que, cuando algunos economistas se empeñan en decir que nada de lo que pudiera desear el pueblo catalán es viable. lo que producen es más independentistas. En todo caso, hay que ser muy ingenuo para creer que la independencia lleva al mejor de los mundos posibles.



Pensiones, deuda compartida, inversiones en infraestructuras... ¿Cómo se haría la cuenta de una posible independencia?



Eso sería muy, muy complejo. De una forma consensuada no se va a dar en las condiciones actuales. Unilateralmente, suponiendo que fuese posible, creo que Cataluña tendría todas las de perder. Si hubiera un referéndum pactado y esa fuera la voluntad mayoritaria, creo que lo democrático sería proceder de la manera más justa y equitativa para todos. Y ni siquiera así sería fácil o estaría exento de problemas de todo tipo.

Wednesday, September 27, 2017

El Amazonas, preso del turbio juego político en Brasil

El Amazonas, preso del turbio juego político en Brasil





El presidente brasileño, Michel Temer, el primero en la historia del país en ser acusado de corrupción y asociación ilícita en pleno ejercicio del poder, promueve una reducción de la protección medioambiental de la mayor selva del planeta para satisfacer a varios lobbies económicos y garantizar el apoyo del Parlamento, el único capaz de evitar que sea imputado.
El Presidente brasileño se prepara para una nueva batalla en el pleno del Congreso, que debe decidir en las próximas semanas si admite a trámite o bloquea la segunda denuncia contra él presentada por el Ministerio Público, esta vez por asociación ilícita y obstrucción a la justicia. El jefe del Estado, asediado por los procesos de corrupción que azotan a su Gobierno desde que asumió el poder en Brasil en mayo de 2016, deberá articular una nueva ronda de negociaciones para que al menos un tercio de los 513 diputados voten contra la demanda. De lo contrario, será imputado y apartado del poder por 180 días. Una hipótesis que por ahora parece poco probable.
“Temer promoverá una nueva ronda de distribución de carne a las hienas del bajo clero parlamentario para asegurar su supervivencia”, resumía hace unos días el comentarista político Marcos Augusto Gonçales en el diario la Folha de Sao Paulo. De esta forma se refería a las polémicas tácticas del Presidente empleadas para frenar en sede legislativa la primera denuncia, por corrupción, que fue rechazada por 263 diputados en agosto. Entre las prebendas de Temer a decenas de diputados a cambio del voto, la aprobación de más de 600 millones de euros en gastos discrecionales. Una cifra que contrasta con los profundos recortes en salud y educación, y que incluso fue objeto de una infructuosa demanda judicial a cargo de la oposición. Para Temer se trata de una estrategia de supervivencia, ya que, en vísperas de las elecciones de 2018, el coste de apoyar al presidente con menor popular desde el fin de la dictadura militar, en 1985, sale caro. La otra gran víctima de ese juego político es el Amazonas.
Temer tiene en el Parlamento uno de sus más poderosos defensores: la llamada bancada ruralista. Se trata de un grupo heterogéneo de más de 200 diputados que, con miembros de partidos de diversas ideologías, defiende la expansión de la industria agropecuaria, uno de los motores de la economía, con casi 85.000 millones de dólares en exportaciones en 2016. En agosto, la mitad de los diputados que votaron para archivar la denuncia eran miembros de ese grupo, según la web especializada De Olho Nos Ruralistas. Esos parlamentarios representan los intereses de ganaderos, multinacionales de la soja, grandes propietarios de tierra y herederos de las otrora determinantes élites cafetero-azucareras. Todos ellos abogan por reducir la estricta legislación medioambiental para abrir nuevas áreas al capitalismo y, de esta forma, convertir a Brasil en el mayor exportador mundial de alimentos –por delante de Estados Unidos– en vísperas de la revolución demográfica. La gran cuestión en discusión es la expansión de las fronteras agrícolas y mineras en áreas preservadas del Amazonas.
El Amazonas, preso del turbio juego político en Brasil
Zona deforestada en medio del Amazonas por la explotación maderera. Raphael Alves/AFP/Getty Images
El toma y daca entre las partes ha sido más evidente cuanto más se ha estrechado el cerco judicial contra el Presidente. En mayo, el Gobierno propuso al Parlamento la reducción de la protección de cientos de miles de hectáreas de la reserva de Jamanxim, en el estado de Pará. Se trata de una medida para permitir las actividades económicas –como la extracción de oro, madera o la ganadería– en un área que, a pesar de estar vetada al hombre, ya era objeto de intensas violaciones medioambientales. En junio, Temer aprobó elevar el tamaño de la amnistía a fincas irregulares hasta las 2.500 hectáreas –un área equivalente al mismo número de campos de fútbol– en una controvertida decisión por legalizar propiedades rurales que, en ocasiones, son producto del robo de tierras públicas y la deforestación. Dos meses después, en agosto, el Ejecutivo aprobó un decreto que eliminaba las restricciones a la minería en la Reserva Nacional del Cobre y Asociados (Renca, en sus siglas en portugués). La presión de la sociedad civil nacional e internacional, que logró sumar el apoyo de figuras como la modelo brasileña Gisele Bündchen, logró frenar la erradicación de este parque amazónico de un tamaño de 46.000 kilómetros cuadrados, una extensión equivalente a Aragón.
A pesar de esas decisiones Temer defendió en la Asamblea General de Naciones Unidas el rol de Brasil en proteger supuestamente el Amazonas. “La deforestación es una cuestión que nos preocupa”, aseveró, en aparente contradicción con las consignas de su Gobierno para reducir drásticamente el presupuesto de los órganos fiscalizadores del medioambiente, así como de los que protegen al cerca de un millón de indígenas brasileños, entre ellos algunos pocos centenares no contactados. El IBAMA, institución encargada de velar por el patrimonio natural, apenas cuenta con seis helicópteros en su flota, pero sus recursos han menguado hasta el punto de que tuvo que recibir fondos internacionales en noviembre para poder comprar combustible para sus aeronaves. Más dramática es la situación de la Funai, que cuida del bienestar de los indios. Con su presupuesto para misiones reducido en un 50%, muchas tribus están abandonadas a su suerte en regiones remotas de selva y sufren constantes invasiones en sus tierras de madereros o buscadores de oro ilegales. Ante ese escenario, algunos han decidido pasar a la acción defendiendo por sus propios medios sus territorios tradicionales.
Los conflictos en esas zonas han repuntado, y se han producido incluso supuestas masacres en tribus no contactadas, que representan probablemente los últimos habitantes de este planeta que viven al margen de la sociedad envolvente. “La reducción presupuestal en la Funai es algo deliberado, no es un error, ni el resultado de falta de dinero”, explica a esglobal la experta Sarah Shenker, de la organización Survival International, que promueve los intereses del centenar de tribus aisladas que existen en el planeta. “Se trata de debilitar a la institución, que es algo que quiere la bancada ruralista, para poder abrir las reservas indígenas, ya que es allí donde están hoy los recursos naturales”, agrega.
En Brasil, la sociedad civil acusa desde hace meses al Gobierno de Temer de lanzar “la mayor ofensiva antiambiental” en décadas. “Tras los avances significativos en la reducción de la tasa de deforestación, en la demarcación de tierras indígenas y en la creación de reservas durante la década pasada –manteniendo al mismo tiempo un fuerte crecimiento económico, cosechas récord y generación de empleos–, Brasil parece retroceder a la década de 1980, cuando era un paria internacional por causa de la destrucción acelerada de su patrimonio natural”, critica el Observatorio del clima, una organización ecologista brasileña que monitorea las emisiones en el país.
En 1990, Brasil acumulaba año tras año más de 20.000 kilómetros cuadrados de selva deforestada, una herencia de las políticas de desarrollo de la dictadura militar brasileña (1964-1985), cuando el Amazonas se abrió al capital internacional y al desarrollo a gran escala con la exploración de inmensos yacimientos de mineral de hierro, la construcción de presas hidroeléctricas y la apertura de miles de kilómetros de carreteras en zonas vírgenes. La destrucción de la selva se convirtió en un símbolo de los impactos humanos en el planeta, y el movimiento ecologista ganó peso en el debate internacional sobre el futuro del Amazonas. Hoy, sin embargo, el cambio climático está más asociado en el imaginario colectivo a los menguantes glaciales de los polos.
El Amazonas, preso del turbio juego político en Brasil
Un niño indígena brasileño en el Amazonas. Antonio Scorza/AFP/Getty Images
Actualmente los índices de deforestación en el Amazonas llegan a 8.000 kilómetros cuadrados, a pesar de que casi la mitad de la selva está bajo algún tipo de protección legislativa y de que toda la selva es vigilada por satélite. El 20% total de la cobertura forestal –un área de la extensión de dos veces Alemania– ya ha sido erradicada por el hombre, y lo más desalentador es que en las últimas cuatro décadas se ha provocado mayor destrucción en que los últimos cuatro siglos. La expansión del sector agropecuario brasileño es la causa principal. El 70% de las emisiones brasileñas de gases con efecto invernadero provienen de la suma de la actividad agrícola –son 215 millones de vacas brasileñas emitiendo metano– y la liberación del CO2 almacenado en los bosques cuando éstos son víctima de las motosierras o el fuego.
Algunos países han tratado de influenciar con cuantiosas donaciones que Brasil mantenga la selva en pie. Noruega, el mayor contribuidor, ha transferido unos 1.100 millones de dólares en la última década. Sin embargo, el repunte en los índices de deforestación en 2016 provocó que en junio, durante la visita de Temer al país nórdico, Oslo anunciara una reducción de cerca del 60% de sus contribuciones anuales al Fondo Amazonia, creado en 2008 por el entonces presidente Luiz Inacio Lula da Silva para financiar a proteger la selva. “No se trata de una cuestión política. Las contribuciones están vinculadas a los objetivos de reducción de emisiones y, por lo tanto, de reducción de deforestación”, explicó a esglobal una fuente diplomática noruega en Brasilia que pidió que su nombre no fuera citado. Europa tendrá una oportunidad de presionar durante las negociaciones comerciales con el Mercosur.
No se trata solo de los bosques, sino de la exacerbación de los conflictos, pues como explica el profesor Girolamo Treccani, de la Universidad Federal de Pará (Brasil), la deforestación es hoy una estrategia de apropiación de tierras, más que una lógica económica agrícola. “El Amazonas es hoy escenario de un caos sobre la propiedad de la tierra. Pero el Congreso brasileño no tiene ningún interés por legislar para reducir los conflictos, pues está dominado por parlamentarios que representan al agronegocio”, critica Treccani, y menciona la lucha entre indígenas, pequeños campesinos sin tierra y los grandes terratenientes. Así, el Amazonas se ha convertido en el lugar más peligroso del planeta para un activista medioambiental, según la organización Global Witness, mientras la Comisión Pastoral de la Tierra –institución vinculada a la Iglesia católica brasileña y referente en la supervisión de los conflictos en el campo desde hace 40 años– denuncia una escalada de asesinatos de agricultores familiares a manos de mercenarios a sueldo de grandes terratenientes.

Cómo jugar al juego del gato y el ratón cuando un Gobierno trata de cerrar tu web

Cómo jugar al juego del gato y el ratón cuando un Gobierno trata de cerrar tu web





En España llevamos días viendo como el debate sobre Cataluñase va calentando, tanto en la calle como en Internet. De hecho, en la Red estamos viviendo una ciberbatalla que busca acabar con todas las páginas relacionadas con el referéndum.
Obviamente, los responsables de dichos dominios están registrando versiones alternativos para seguir dando voz a su mensaje, aunque la Guardia Civil los encuentra rápidamente y acaban de la misma manera. ¿Es esta la mejor manera de operar cuando un Gobierno ordena el cierre de tus páginas?
Por poner un ejemplo rápido, si vamos a referendum.catref1oct.catgaranties.catreferendumoctubre1.comreferendumoctubre1.cat1octreferendum.cat, etc. en todas ellas nos encontraremos con el mismo mensaje:
Front
Cada vez intentan modos más imaginativos para escapar estas restricciones, aunque acaban de la misma manera:

El .cat tampoco es una garantía

Podemos concluir que registrando dominios alternativos no es una muy buena solución, ya que las autoridades las encontrarán fácilmente y pedirán a los agentes de la unidad de delitos telemáticos de la UCO que las cierren de manera inmediata.
Como hemos podido comprobar en la lista de ejemplos enumerada anteriormente, muchos de los dominios son .cat, sobre los cuales tiene autoridad la Generalitat de Catalunya. En una situación normal, los agentes de la UCO tendrían que pedir al Govern que actuara sobre una determinada web, aunque dada la situación actual sería algo realmente inútil.
Puntcat
Hace unos días, se **ordenaron bloqueos de acceso a través del ISP**, y el propio Carles Puigdemont daba consejos en su cuenta de Twitter para poder saltarse dichas restricciones:
De todos modos, también han optado por contactar directamente con las empresas que dan alojamiento a estas páginas, entregando un mandamiento judicial en que solicitan que corten inmediatamente el servicio. Están obligados a hacerlo, y si no hacen caso estarían cometiendo delitos de desobediencia y obstrucción a la Justicia. He probado a acceder desde TOR, VPN o las páginas publicadas en el tuit y en todas las ocasiones me he encontrado con el logo de la Guardia Civil.
La fundación puntCat, encargada de gestionar el dominio '.cat' en Cataluña, vio esta semana la Guardia Civil entraba en sus sedes para efectuar registros y acabaron deteniendo a uno de sus responsables:
Como dato curioso, a algunos medios internacionales les ha llamado la atenciónque exista un dominio .cat ("cat" significa gato en inglés), ya que este animal es uno de los favoritos en Internet.
La muestra es que los vídeos de gatos están en la cima de los contenidos virales y, de hecho, Buzzfeed una vez confirmó que los el contenido de gatos genera 3,5 veces más audiencia que el resto de sus publicaciones.

Cómo ganar tiempo en una situación así

Ya hemos visto que registrando dominios no están consiguiendo esquivar a la justicia y, además, están gastando dinero inútilmente en versiones alternativas de dichos dominios. Utilizando este sistema sólo conseguirán que en un par de horas estén cerradas las webs.
Wordpress
Crear versiones de sus páginas web en plataformas como Tumblr, Wordpress, Medium o Blogger da la posibilidad de crear páginas de manera gratuita. Esta acción se puede repetir una infinidad de veces, así que podríamos decir que sería casi imposible detenerles.
Creando variaciones de dominios se gasta dinero, y uno ya no recuerda cuáles han cerrado y cuál es el que todavía sigue activo.
Además, cobijándonos bajo un gran CDN ganaríamos mucho tiempo, ya que tendrían que contactar con estas empresas y revisar cada una de dichas peticiones, algo que no es tan inmediato como en el caso de los dominios. Otra buena opción serían los grupos de Facebook o utilizar Tor.
Lo que está claro es que repetir la misma fórmula traerá consigo el mismo resultado. Ramificando su contenido y utilizando plataformas gratuitas podrían conseguir mantener las páginas durante mucho más tiempo y ahorrarse el gasto en tantas variaciones de dominios (tantas que es imposible recordar cuáles estarían activas y cuáles han cerrado). De todos modos, en estos casos parece que importa más dar la impresión "de resurgir" a tener el contenido disponible.
Actualización: WikiLeaks acaba de publicar un tuit en el que avisan de que han subido una copia de la página del referéndum a su web, como una crítica a la "censura" que están viviendo los grupos pro-independencia.
Margaritis Schinas, portavoz de la Comisión Europeaacaba de anunciar que el cierre de webs relacionadas con el referéndum de Cataluña es algo que se encuentra "dentro de la legalidad".


Ha recordado que estos cierres han sido "ordenados por jueces en un contexto específico". Además, cuando le preguntan si esto "no es un ataque a la libertad de expresión", Schinas esquivó la pregunta reiterando que su organismo no tiene "competencias" para valorar este tipo de acciones.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...